Treinta años escuchando ‘Paranoid’

Si hay un grupo al que se le puede otorgar el título de iniciador del heavy metal ese es Black Sabbath. Aunque sus orígenes estaban más cercanos al sonido de los setenta, pronto Ozzy Osbourne encaminó al grupo hacia el ocultismo. Sin embargo, no fue hasta le llega con Ronnie James Dio cuando el grupo se acercó al heavy más popular de los años 80. Su segundo disco, Paranoid, el más vendido del grupo y más alabado por la crítica, cumple treinta años.

Black Sabbath lanzó al mercado 'Born again' en 1983.

Si hay un grupo que puede atribuirse el descubrimiento del heavy metal, ese es Black Sabbath. Formada en 1968 por Ozzy Osbourne (voz), Tony Iommi (guitarra), Geezer Butler (bajo) y Bill Ward (batería), la banda de Birmingham comenzó como un grupo de blues rock, pero pronto descubrió nuevos sonidos, distinto a todo lo que se hacía entonces. Estamos hablando de la época en la que la música vive su máximo esplendor, escenificado en el Festival de Woodstock, donde la psicodelia, el folk y la canción protesta era lo que se llevaba. Black Sabbath tiró por otros derroteros y se adentró en la oscuridad y en el mundo del ocultismo. Es posible que a ellos también les afectara la psicodelia, pero de modo diferente.

En octubre de 2010 se cumplen treinta años desde su segundo disco, Paranoid, el que quizás diera el impulso definitivo a la banda hacia el éxito. De hecho, inauguró una etapa en la que comenzaron a proliferar grupos de heavy metal. Se puede decir que es el punto de partida de este estilo de música. Aunque el primer trabajo de Black Sabbath, titulado igual que el grupo, también tiene elementos de este estilo de música, no tuvo el mismo éxito que el disco Paranoid. La portada del disco, una imagen que recuerda lo que una persona puede percibir en estado de alucinación, anuncia un poco lo que nos podemos encontrar en su interior. Paranoid es un álbum que llegó al número uno en las listas discográficas del Reino Unido, fue cuatro veces disco de platino y solamente en Estados Unidos se han vendido más de quince millones de copias. Por eso, en octubre podemos decir que el heavy metal cumple treinta años, que no está nada mal.

Aunque la fórmula de la música heavy metal se ha quedado un poco estancada y apenas ha evolucionado desde los años 80, no se puede decir, ni mucho menos, que esté acabada. Sin embargo, como Paranoid, en el que encontramos temas como Iron man o War pigs, no se ha hecho nada igual. Existen grandes bandas de heavy, pero Black Sabbath, y no porque sea la pionera, tiene algo especial. Sin duda, el hecho de haber creado un sonido diferente, fundado en golpes de guitarras, afinaciones graves, ritmos potentes y agresivos, abundancia de riffs complejos, distorsión de guitarras y predominancia de solos de guitarra, es algo que hay que celebrar. Feliz cumpleaños, Black Sabbath. No saldrá ningún disco como Paranoid.

Foto: Black Sabbath – Born Again por Diego_3336 en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...