Toys ‘R’ Us supera la crisis y prepara una ambiciosa campaña de Navidad

Toys ‘R’ Us ha conseguido mejorar su situación en nuestro país gracias a un fondo de inversión y nueva chispa.

Juguetes Toys R Us

Una jugada magistral por parte de las personas que estaban al frente de Toys ‘R’ Us en territorio de España y Portugal ha llevado a que en nuestro mercado la entidad sobreviva. El equipo liderado por el ejecutivo Jean Charretteur comenzó desobedeciendo las órdenes que llegaron desde Estados Unidos para terminar con la existencia de la marca en el territorio ibérico, una decisión que fue tomada porque resultaba más viable que intentar salvar la compañía.

El plan que se trazó de forma interna consistió en alargar los procesos legales hasta que la nueva Toys ‘R’ Us Iberia pudiera formalizarse, recuperar el control del barco y satisfacer todas las deudas pendientes. Para ello solo había una solución: buscar nuevos inversores que pusieran el dinero sobre la mesa y que confiaran en que la entidad debía sobrevivir por todos los medios posibles.

Así fue como se encontró al fondo Green Swan, que ha adquirido una parte de la compañía y ha introducido capital suficiente como para que se mantenga a flote. Ahora el negocio prospera y en las oficinas de Toys ‘R’ Us ya no se habla de crisis, sino que se está organizando un ambicioso plan que permitirá que destaque en la campaña de Navidad.

Para empezar ya se ha iniciado una ronda de contrataciones con la intención de buscar personal que pueda trabajar a máximo rendimiento para cubrir la demanda de venta de juguetes que hay en la campaña de Navidad. Las contrataciones superarán las 1600 personas y estarán en plantilla hasta el mes de enero, con la posibilidad de que haya extensiones de contrato en algunos casos, dado que ya se sabe que esta época del año es perfecta para descubrir diamantes en bruto que puedan permitir a las tiendas alcanzar sus mayores niveles de rendimiento.

Otro de los cambios para bien de Toys ‘R’ Us se encuentra en la modificación que se va a realizar en sus tiendas, en las que se introducirá un elemento más interactivo. La intención es que los niños puedan disfrutar de los juguetes en la propia tienda, que los experimenten y que sepan con seguridad qué es lo que quieren antes de comprarlo. Es decir, como cuando un niño va a casa de un amigo, ve un juguete, lo prueba y comienza a desearlo de forma desesperada. Así se conseguirá que la visita a las tiendas tenga valor añadido para los padres y que se apueste por volver al comercio en vez de recurrir a la compra online.

Foto: 5712495

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...