The Smiths, el mítico grupo que nunca quiso juntarse

Con solo cuatro discos The Smiths influyó como no lo hizo ningún otro grupo en la década de los ochenta. Formado en 1983 por Johnny Marr y Morrissey, The Smiths es uno de los grupos míticos de la escena alternativa de Inglaterra. Sus discos fueron ‘The Smiths’, ‘Meat is murder’, ‘The Queen is dead’ y ‘Strangeways, here we come’, donde se esconden algunos himnos de esa generación: ‘This charming man’ o ‘Bigmouth strikes again’.

The Smiths grabó pocos discos, solamente cuatro, pero fue unos de los grupos más influyentes de la música pop de los ochenta. La banda, formada por Morrissey, Johnny Marr, Andy Rourke y Mike Joyce, ha sido considerada como una de las más importantes de la escena británica. Los cuatro álbums de estudio fueron grabados con la discográfica independiente Rough Trade Records, con la que salieron algunos de los himnos más representativas de la época. The Smiths estuvo en escena cinco años, pero ¡qué cinco años! La banda fue fundada en Manchester por Marr y Morrissey, quien ya tuvo alguna experiencia con bandas punk, como The Nosebleeds. Estamos hablando de un grupo mítico, que inauguraría una nueva época de la música contemporánea.

El primer disco se tituló The Smiths, que llegó al número dos de las listas inglesas. Fue grabado en el año 1983, pero fue publicado en febrero del 84. Entre las canciones más conocidas debería destacar las siguientes: This charming man, Still ill o What difference does it make? Un año después, The Smiths grabaría el segundo disco, con el título de Meat is murder, incluido en el libro editado por la revista Rolling Stones Los 1001 discos que hay que oír antes de morir. Meat is murder es una fusión de varios estilos musicales. Desde el funk hasta el rock alternativo, pasando por el post-punk o el rockabilly. La voz de Morrissey, que actualmente realiza su carrera por solitario, es una de los más características del panorama internacional.

Después de Meat is murder llegó The Queen is dead, lanzado justo después del sencillo Bigmouth strikes again, uno de sus temas más conocidos. Durante este año, el 1986, los síntomas de cansancio y agotamiento comenzaron a notarse entre los miembros de la banda. Morrissey echó a Rourke de la banda por su adicción a la heroína, pero lo readmitió dos semanas después. Entre tanto, había llegado al grupo Craig Gannon, en un principio sustituto de Rourke, pero que acabaría quedándose como guitarra rítmica.

El último disco de The Smiths se tituló Strangeways, here we come y fue grabado en 1987. La producción del disco fue definitiva para que sus dos principales componentes, Marr y Morrissey se separasen de forma irreconciliable. A pesar de que corre el rumor de que el disco fue grabado en un ambiente hostil, Rourke afirmó que “fue el mejor momento que los cuatro de nosotros pasó en un estudio de conjunto”. Sin embargo, nunca más llegaron a juntarse.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...