Telefónica vende su red de telefonía fija en Reino Unido

Telefónica le ha vendido a BSkyB, controlada en parte por Rupert Murdoch, su negocio de telefonía en el Reino Unido por unos 180 millones de libras esterlinas, a las que podrían añadirse otros 20 millones.

Telef'ónica está vendiendo sus activos menos rentables.

Telefónica continúa con su proceso de deshacerse de sus activos no estratégicos en algunos países para continuar con su reducción de deuda. Esta vez el elegido ha sido el Reino Unido, donde la compañía presidida por César Alierta ha alcanzado un acuerdo para vender su negocio de telefonía fija doméstica en el país a BSkyB. La operación se ha cerrado por unos 180 millones de libras esterlinas -aproximadamente 208 millones de euros-, aunque si el proceso de migración de clientes de Telefónica a BSkyB se cierra con éxito el coste total podría incrementarse en otros 20 millones de libras -algo más de 23 millones de euros-.

BSkyB explicó que el servicio de telefonía y banda ancha fija que Telefónica UK  comercializa en el país a través de O2 y BE tiene casi medio millón de clientes, que migrarán a la red de Sky. La red del operador británico se apoya en la infraestructura nacional de fibra óptica que llega al 84% de hogares de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. La operación, que todavía está sujeta a la autorización de las autoridades regulatorias, se calcula que estará cerrada en abril.

Tras esta venta, el consejero delegado de Telefónica UK, Ronan Dune, explicó que a partir de ahora la compañía española centrará sus esfuerzos en el país en impulsar la conectividad móvil y los servicios 4G bajo las tecnologías wifi y LTE. Hace poco que Telefónica se adjudicó parte del espectro tras una subasta de frecuencias en la que se comprometió a invertir casi 630 millones de euros. Los expertos añaden que con esta venta el poder de los operadores británicos de telefonía móvil de apostar por la convergencia entre telefonía fija y móvil se reduce.

Por su parte, BSkyB se convertirá en el segundo proveedor de servicios de banda ancha de todo el país, un servicio que ofrece a 4’3 millones de clientes, a los que hay que añadir otros cuatro millones de telefonía. Con la compra de la red de telefónica, la compañía tendrá más margen para enfrentarse al crecimiento de clientes, atraídos por triple-play, una oferta integrada que tiene una base de 3’6 millones clientes.

La compañía británica, propiedad en un 40% del holding del magnante Robert Murdoch News Corp, también reforzará su posición en la banda ancha frente a BT y Libery Media, sus más duros competidores. Precisamente este último grupo, controlado por el magnante estadounidense John Malone, se hizo con el proveedor de servicios de telecomunicaciones Virgin Media hace unos días, lo que podría añadirle otra lectura al acuerdo entre Telefónica y BSkyB.

Fuente: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...