Tailandia investigará los centros de ‘vientres de alquiler’ tras la última polémica

Tailandia promete comenzar una inspección de todos los centros de maternidad subrogada, con tal de evitar un nuevo caso como el del bebé con síndrome de Down abandonado.

Embarazo

Cada vez son más las parejas que contratan un vientre de alquiler en países extranjeros, pero Tailandia se ha propuesto ahora inspeccionar cada uno de estos centros de maternidad subrogada, después de que saltara la polémica por el abandonado de un niño con síndrome de Down. El triste caso se debió a que una pareja australiana contrató a una mujer tailandesa para darles un hijo. Sin embargo, el embarazo se llevó a término, gestando dos gemelos, de los cuales uno de ellos nacía con Down.

La controversia ha llegado hasta los extremos, puesto que Tailandia estudia ahora si prohibir centros de este tipo para evitar que vuelva a suceder un caso como este. La inspección comenzará la semana próxima y revisarán que todos los centros estén autorizados y lo hagan correctamente. El código de conducta en Tailandia, en teoría, es contrario a estas prácticas. Únicamente está permitido cuando existen lazos de sangre entre ambas partes, quitando algunas excepciones, y sin dinero de por medio. Por su parte, en Australia se está buscando revisar las leyes sobre el alquiler de vientres, para intentar reducir el número de parejas que busquen este servicio en países extranjeros.

En cuanto al caso, ya en el cuarto mes de embarazo los médicos sabían que uno de los gemelos nacería con síndrome de Down, y creyeron conveniente comunicarlo primero a la pareja australiana para que tomara una decisión. No fue hasta el séptimo mes cuando se lo comunicaron a la propia madre, quien es budista y no tiene el aborto permitido, por lo que siguió con la gestación adelante.

Se entiende que la pareja se llevó a los dos pequeños cuando nacieron y fue más tarde cuando abandonaron a Gammy, así lo llamaron, que además estaba muy enfermo por infecciones en el corazón y en los pulmones. Por tanto, dejaron al bebé en un hospital de Bangkok y viajaron a Australia, quedándose con su hermana, completamente sana. Ante lo sucedido, la madre de los pequeños decidió hacerse cargo de Gammy, a pesar de no contar con suficientes medios para mantenerlo. Para ello, ha desplegado una campaña en las redes sociales con tal de recaudar dinero y denunciar el caso.

Sin embargo, ahora la pareja australiana reclama el bebé que abandonaron, prometiendo luchar por su custodia. Aseguran que tenían miedo de perder a la hermana pequeña, por lo que se marcharon con ella, dejando al otro niño en el hospital ya que los doctores le aseguraron que no sobreviviría por sus problemas cardiacos.

Vía: Europa Press

Foto: Kit4na

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...