Suspendida la venta de Loterías

Se suspende «sine die» la salida a bolsa de Loterías y Apuestas del Estados. La decisión, remitida por el Ministerio de Economía, responde a la mala situación de los mercados.

La suerte vuelve a manos del Gobierno, al menos de momento. La decisión de vender Loterías del Estado se aplaza indefinidamente. Así lo ha acordado súbitamente el Ejecutivo, quien ha manifestado que la operación se reanudará ‘cuando las condiciones del mercado lo permitan’. Así de escueta ha sido la nota informativa remitida por el Ministerio de Economía, que añadía que ‘en este momento no se dan las condiciones adecuadas para garantizar unos ingresos que reflejen el valor de Loterías”.

Tradúzcase ‘garantías de los ingresos’ por ‘ofertas competitivas’ y ‘condiciones de mercado’ por crisis de liquidez, y barájese con Elecciones Generales y con el hecho de que el líder de la oposición, futurible Presidente del Gobierno, nunca comulgó con dicha medida. El resultado: el repliegue de velas. Loterías genera una suculenta recaudación que el Gobierno no quiere dejar pasar, y tendrán todos los ingredientes para entender esta ‘súbita’ decisión del gobierno.

El gobierno aplaza la venta de Loterías del Estado

Según el informe remitido por el Ministerio de Economía, ‘la operación podrá retormarse cuando las condiciones del mercado lo recomienden’. Según el departamento, la actual situación económica desaconseja su privatización en estos momentos, y es que las entidades colocadoras han tenido problemas de demanda, y los mercados financieros están azotados por las fuertes turbulencias marcadas por la crisis de la eurozona, todavía en vías de resolución.

El plan inicial del Gobierno era privatizar el 30 por ciento del capital de Loterías, aunque preveía aumentar dicha venta hasta un 45 por ciento, con lo que las arcas públicas se embolsarían entre 7.000 y 9.000 millones de euros, aunque perdería gran parte de la recaudación progresiva de las apuestas. Los inversores particulares podrían invertir un mínimo de 1.500 euros y un máximo de 200.000, a concretar entre el 12 y el 14 de octubre , poco antes de la fecha límite para salida a bolsa, el día 19. La entidad cuenta con fondos propios valorados en 21.800 millones de euros sin deuda contabilizada.

Todo queda de nuevo el aire tras la súbita decisión gubernamental. De confirmarse el aplazamiento de la medida, toda la previsión quedaría en suspenso ‘sine die’, y la salida a bolsa quedaría aplazada sin fecha de reanudación próxima, a la espera de las decisiones del nuevo ejecutivo surgido a partir del 20 de noviembre. Y en medio de todo, los bancos colocadores, liderados por Goldman Sachs, JP Morgan, UBS, Crédit Suisse, BBVA y Santander, que se han quedado ‘compuestos y sin novia’, a la espera de que la situación de de nuevo u vuelco que los vuelva a situar en la picota.

Foto: LAE

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...