Semana complicada para las Bolsas internacionales

La primera semana de agosto ha sido una de las más difíciles para el mercado bursátil. Las Bolsas internacionales se han visto sacudidas por el aumento de la prima de riesgo de países como España o Italia, la rebaja de la calificación del bono estadounidense o las previsiones del Banco Central Europeo, que ve peligrar la solvencia de países como Francia o Bélgica.

Las Bolsas viven uno de sus peores momentos desde que comenzara la crisis económica en el 2008. El pasado día 4 de agosto, Europa se vino abajo por las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet. Y es que la compra de bonos irlandeses y portugueses fue la chispa que desencadenó toda la hecatombe de esta pasada semana. Las primas de riesgo de Italia y España, por primera vez por debajo de la del país gobernado por Berlusconi, han llegado a niveles alarmantes. En consecuencia, el Banco Central Europeo ha tenido que actuar y ha vuelto a comprar deuda con el fin de estabilizar los mercados.

Por primera vez la prima de riesgo italiana es superior a la española

El principal agravante de toda esta situación no son las penurias por las que pasan las economías griegas, portuguesas, irlandesas, españolas o italianas, sino la amenaza que se extiende por los países del núcleo europeo, principalmente, Francia y Bélgica. El Euro se tambalea y de qué manera. En consecuencia, las Bolsas viven jornadas negras de manera casi sucesiva. El citado día 4 de agosto, como bien anuncia el diario El País en su edición digital, “las Bolsas internacionales se han desplomado por el temor a una recaída en la recesión”. Pero es que el pasado lunes 8 de agosto la crisis bursátil salpicó de lleno a la Bolsa de Estados Unidos.

El problema norteamericano está más relacionado con la debilidad del gobierno de Obama, que últimamente ha sido noticia por el acuerdo alcanzado con los republicanos en materia de fiscalidad, así como por los golpes recibidos por la agencia de calificación Standard & Poor’s. Ésta ha rebajado por primera en la historia la triple A del bono estadounidense a una doble A, lo que significa que ningún país está a salvo de la quema. El presidente de los Estados Unidos se defendió dicho lunes con un discurso patriótico que no evitó el desplome de los índice bursátiles. Además, no son pocos los analistas que temen que suceda un nuevo caso Lehman Brothers. Son tiempos difíciles que evidencian la rigidez del sistema y la incapacidad de renovarse por sí mismo. El papel de China en todo esto es fundamental, pero por el momento The Bank of China sigue confiando en el bono norteamericano. Por lo tanto, todas las miradas se han dirigido a las agencias de calificación, cada vez con mayor poder, mayor influencia y escaso control por parte de las autoridades.

Foto: spiritolibero85

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...