Se reabre el caso de la ONG francesa que “raptó” a 103 niños africanos

La Justicia francesa ha decidido reabrir el caso de la ONG «Arca de Zoé», cuyos integrantes fueron condenados en 2007 por intento de rapto de niños de Chad.

En 2007, la ONG francesa "Arca de Zoé" intentó raptar a 103 niños de Chad

El pasado lunes 3 de diciembre, la Justicia Francesa reabrió el controvertido caso de la ONG «Arca de Zoé», que en 2007 pretendió llevarse a 103 niños del Chad (África Central) en una supuesta misión “humanitaria”.

Seis miembros de la organización fueron condenados a trabajos forzados en ese mismo país y en 2008 tras la medida de gracia concedida por el presidente chadiano, Idriss Deby, fueron enviados a Francia donde se les penó con ocho años de cárcel. Ahora su caso vuelve a ser revisado por el Tribunal Correccional de París donde se pretende dictar la sentencia definitiva.

Los cargos que se les imputan, y por los que podrían condenarles con penas de hasta diez años de cárcel, son los de ejercicio ilícito de mediación de adopción, estafa y cooperación para la estancia irregular.

El presidente de la ONG, Éric Bretau, y su colega, Emilie Lelouch, (que viven actualmente en Sudáfrica), han comunicado que no comparecerán en el proceso, que tiene previsto durar hasta el 12 de diciembre. Sí lo harán en cambio, los otros cuatro acusados; el médico Philippe van Winkelberg, el responsable de logística Alain Péligat, la periodista Agnès Pelleran y Christophe Letien, otro miembro de «Arca de Zoé» que reside en Francia.

Además de los seis franceses, también se detuvieron en la abortada operación del 25 de octubre de 2007, a siete españoles tripulantes que pertenecían a la compañía Girjet de vuelos chárter.

Se trasladó a todos los acusados desde la ciudad de Abéché (Chad) a la capital del país, Yamena, después de de que la Corte Suprema de Justicia transfiriera la jurisdicción del caso a los tribunales de la capital.

Nicolas Sarkozy, que por aquel entonces era el presidente de Francia, viajó a Yamena el 4 de noviembre de ese mismo año y tras una entrevista con Idriss Deby, consiguió que pusieran en libertad a cuatro azafatas españolas y a tres periodistas franceses.

El resto de tripulantes de la compañía aérea regresaron a España el 10 de noviembre después de que el presidente de «Arca de Zoé«, Breteau, declarara que éstos no estaban implicados en la evacuación de los 103 niños.

La legalidad de esta operación de traslado fue cuestionada desde el primer momento, debido a que ni Chad ni Sudán permitían la adopción internacional de menores.

Fueron un total de 358 familias las que pagaron entre 2.800 y 6.000 euros, para poder acoger a alguno de esos niños, además, según la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja, la mayoría de los niños que se quiso trasladar a Francia no estaban desamparados, ya que tenían parientes.

Los seis procesados fueron obligados a pagar unas indemnizaciones que ascendían a un total de 6,2 millones de euros. Sin embargo solo una mínima parte ha sido abonada a las familias afectadas. Así lo confirma el diario francés «Le Parisien«, en el que entrevistaron a varios de los familiares de aquellos niños (quienes ahora serán casi adolescentes), y aseguraron que hasta el momento, solo han recibido 687.000 euros en concepto de indemnización para todos ellos.

Vía: La Información
Imagen: Geograph

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...