Se detiene a un electricista, su mujer, su hijo y su nuera por el robo del Códice

Un electricista, su mujer y su hijo han sido detenidos por el presunto robo del Códice Calixtino hace poco menos de un año. La principal prueba es que se ha encontrado un millón de euros en una vivienda de la familia. Las líneas de investigación siguen abiertas.

Tras un año de investigación y de interminables gestiones, la Policía detuvo ayer a un electricista, en Santiago de Compostela, que guarda relación con el robo del Códice Calixtino. No obstante, sigue investigándose sobre el paradero del documento, que ya podría estar en el mercado negro. Asimismo, la mujer, el hijo y la pareja del hijo también han sido detenidos por posible complicidad o encubrimiento. En una vivienda, propiedad de la familia, se ha encontrado un millón de euros, una cifra que anuncia que el documento puede haberse vendido y piezas menores que también habrían sido sustraídas de la catedral.

Hace justo dos años menos dos días que el Códice desapareció. Un documento que se considera la primera guía de peregrinación a través del Camino de Santiago. Ya se había barajado la posibilidad de que el arrestado fuera el culpable y es que hace meses que es sospechoso. Es una persona que trabajó como electricista, no hace mucho, en la Catedral de Santiago por lo que conoce perfectamente las medidas de seguridad y dependencias de la Basílica.

catedral santiago

Una de las causas del robo afecta directamente a las pobres medidas de seguridad de la Catedral.

Dado que el documento aún no se ha encontrado, las fuentes prefieren ir con cuidado ya que, cualquier movimiento, podría dificultar la búsqueda del mismo. Además, hay teorías que señalan que podría tratarse de una venganza. Las fuentes consultadas prefieren no precipitarse. Tras el registro de la vivienda del sospechoso no se ha encontrado el Códice pero sí algunas pruebas significativas para la investigación. El arrestado ha negado cualquier relación con la sustracción del manuscrito, algo que sigue manteniendo muchos meses atrás.

La línea de investigación de posibles culpables ha girado en torno a dos variables: personas que han podido entrar al interior del templo y sujetos del reducido círculo que tenían acceso regular al tesoro patrimonial. Más de 70 personas han sido interrogadas y se han tratado minuciosamente las técnicas de investigación habituales de la Brigada Central de Patrimonio. De todas formas, un factor clave ataca a las pobres medidas de seguridad del recinto donde se custodiaba la obra y el descontrol sobre las llaves.

Ramón Yzquierdo, director del Museo de la Catedral, incidía ayer en la versión de que el ladrón es una persona del entorno más cercano al templo y mantenía que hay signos de venganza por su despido. El archivero del Códice ha admitido su culpa como responsable del Códice por lo que ha dimitido como guardador del archivo.

El Códice fue valorado en seis millones de euros por el historiador Juan Monterroso hace nueve años. Una cifra lo suficientemente suculenta para cualquier ladrón profesional. Uno de los agravantes del problema es si la joya volverá a la Catedral para presidir los actos del santo patrón, el próximo 25 de julio.

Fuente / ABC

Foto / vito7

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...