Se desveló el nombre secreto de Roberto Arlt

Se encontró la partida de bautismo del escritor Roberto Arlt, la cual pone fin a las dudas sobre este aspecto de su vida. El nombre consignado en la partida de bautismo es Roberto Emilio Gofredo, considerándose que “Gofredo” es una errata de Godofredo. ¿A qué se debe la inestabilidad de su nombre? ¿Por qué firmaba con otros nombres?

Roberto Arlt (1900 – 1942) fue un novelista, dramaturgo, periodista e inventor argentino que, por intermedio de sus obras, llegó a muchas personas de distintas partes del mundo.

Se desveló el nombre secreto de Roberto Arlt

Pero si bien sus obras nos permitían y permiten conocer a este escritor, lo cierto es que existían y existen algunas inquietudes que no nos dejan confirmar algunos datos sobre su persona. Ejemplo de esto es que hasta ahora no se conocía el verdadero nombre de Roberto Arlt, ya que desde sus distintas autobiografías se podían deducir diferentes nombres.

Y decimos hasta ahora porque el investigador Roberto Alfredo Colimodio Galloso, miembro del Centro de Estudios Genealógicos e Históricos de Rosario, encontró la partida de bautismo de este escritor, la cual pone fin a las dudas sobre este aspecto de Roberto Arlt. El nombre consignado en la partida de bautismo es Roberto Emilio Gofredo, considerándose que “Gofredo” es una errata de Godofredo.

Con este nombre, Arlt tenía razón cuando confirmaba llamarse de este modo en una de sus autobiografías. De hecho también así aparece su nombre en la partida de casamiento con Carmen Antinucci, el 31 de mayo de 1921. Sin embargo, han quedado al margen las versiones sobre que uno de sus nombres era Christophersen. En lugar de ese nombre apareció el de Emilio.

Sobre el nombre Christophersen vale recordar que fue el propio Arlt quien firmo con ese nombre en una de sus obras, más precisamente en su primera autobiografía del año 1926. En este libro firmó como Roberto Godofredo Christophersen Arlt, y también firmó de este modo en su primer texto Las ciencias ocultas en la ciudad de Buenos Aires, pero no lo hizo así en su primera novela El juguete rabioso, ni en sus siguientes obras. En estas firmo como Roberto Christophersen Arlt, y más tarde sólo firmaba como Roberto Arlt.

Según opinan algunos periodistas más entendidos con la vida de este escritor, es probable que la madre de él le  haya dicho que su nombre era otro. Incluso esto se puede inferir cuando sostiene que “mi madre, que leía novelas romanticonas, me agregó al de Roberto el de Godofredo, que no uso ni por broma, y todo por leer La Jerusalén Libertada de Torcuato Tasso” (publicado en una aguafuerte titulada “¿Qué nombre le pondremos al pibe?”, de 1930).

Con la aparición de su partida de bautismo se pone fin a las dudas e interrogantes sobre su nombre pero se abren otros cuestionamientos dirigidos al por qué de los cambios; a qué se debe la inestabilidad de su nombre.

Foto: Arlt por Eduardo Iglesias Brickles en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...