Se cumplen 52 años de la muerte de Buddy Holly

Se cumplen 52 años de la muerte de Buddy Holly, uno de los pioneros del rock and roll. Su principal influencia fue Elvis Presley, con el que compartió escenario como telonero en diversas ocasiones. Entre sus éxitos encontramos temas como ‘Rave on’, ‘Peggy Sue’, ‘Not fade away’, ‘It’s so easy’ o ‘Everyday’. Su influencia llegó a bandas míticas como The beach boys, The rolling stones o The beatles.

Hace una semana se cumplieron cincuenta y dos años de la muerte de uno de los mitos del rock and roll: Buddy Holly. Nacido en Lubbock, Texas, Charles Hardin Holley, como así se llamó en realidad, fue uno de los pioneros del rock and roll y todo un fenómeno de masas. Su influencia –algunos críticos le consideran como el artista más determinantes de los inicios de este estilo de música– llegó a grupos del calibre de The Beach Boys, The Rolling Stones o The Beatles. Y es que no son pocos los que han asumido como esencial la existencia de Buddy Holly para llegar a ser lo que han sido.

Estatua a Buddy Holly en su localidad natal, Lubbock

Buddy Holly trazó sus comienzos en el mundo de la música por la orilla del country, pero tras ver en directo a Elvis Presley, sus ideas cambiaron por completo. Fue tras un concierto de éste cuando decidió que el camino a seguir estaría más del lado del rock and roll. Aún así, nunca olvidó sus orígenes country. Poco tiempo le faltó al joven Holly para actuar de telonero del “Rey del Rock”. Después, vinieron otros directos, acompañando a Carl Perkins, Johnny Cash o Bill Haley. Y así, con el paso de los años, se iba formando el mito de Buddy Holly.

Algunas de sus canciones se convirtieron en la más bailadas de la época. Y eso no es poco, si tenemos en cuenta que compartió escenario con Elvis Presley, The Everly Brothers, Chuck Berry o Little Richard. Su muerte, allá por el año 1959, supuso un gran impacto en la sociedad norteamericana. Falleció, junto con Ritchie Valens y The Big Boppe, tras un accidente de avioneta cuando se encontraba de gira en la Winter Dance Party, que recorría diversas ciudades de Estados Unidos en pleno invierno. Aquel fatídico día fue inmortalizado en la canción American Pie, de Don McLean, cuando se refiere al “día en que murió la música”. Mientras que al artista, el grupo de rock Weezer le dedicó una canción inolvidable: Buddy Holly.

El autor de éxitos como Rave on, Peggy Sue, Not fade away, It’s so easy o Everyday nos dejó hace ya más de medio siglo, pero su legado sigue intacto. Tal fue su influencia que The Beatles (‘Los Escarabajos’) se llamaron así en homenaje a The Crickets (‘Los Grillos’) y que Elvis Costello no sería el mismo, si él no hubiera existido. Bien es cierto que Buddy Holly le debe mucho a Elvis Presley, pero son muchos más los que le deben a él.

Foto: Billy Hathorn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...