Satélites limpiadores recogerán toda la basura espacial

En Ginebra, Suiza, se está preparando ya un proyecto que sin duda será toda una revolución en el panorama tecnológico. De todos los cohetes, satélites y artefactos que se lanzan al espacio, siempre se desprenden carcasas, pedazos metálicos, o incluso muchos de los propios artefactos dejan de funcionar y se convierten en simple basura que queda orbitando alrededor de la Tierra. Por ello se está preparando a una familia de satélites limpiadores que se encargará de eliminar todas esas piezas de basura espacial que suponen una grave amenaza para los satélites y las naves espaciales, ya que los ponen en riesgo de colisión con ellos.

Así lo ha explicado la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en Suiza, quien ha confirmado que el proyecto de satélites desorbitadores se llamará el CleanSpaceOne. Un proyecto con el que se pretende lanzar a la estratosfera, en un plazo máximo de tres años, todo un conjunto de satélites destinados y diseñados con el fin de limpiar todos los restos de “basura”.

Se calcula que al menos 16.000 de más de diez centímetros de diámetro se encuentran pululando por la atmósfera terrestre, y cientos de millones de pequeñas partículas orbitan a velocidades inimaginables alrededor de la Tierra. Por ello se debe actuar cuanto antes para evitar que pongan en riesgo futuras misiones o investigaciones de los satélites o naves espaciales.

El proceso mediante el cual dichos basureros artificiales recogerán los restos que van orbitando alrededor del planeta Tierra comenzará con el lanzamiento de los satélites a una altitud media de entre 630 y 750 metros, para que continúen poco a poco aproximándose a la órbita de los objetivos que se quieren eliminar. Todo ello gracias a la incorporación de un motor ultra compacto que les permitirá impulsarse mucho más.

Al finalizar el proceso, una vez se encuentre el satélite limpiador con la pieza de basura, el artefacto recogedor deberá utilizar su motor para lanzarse en compañía del otro hacia la atmósfera terrestre. Una vez llegados a este punto, al llegar en contacto con los gases que componen la atmósfera, ambos se desintegrarán a una temperatura de más de 1.000 grados centígrados.

Aproximadamente, el coste de toda esta fabricación, incluyendo el viaje espacial de dichos satélites limpiadores, rondará los 10 millones de francos, es decir, unos 8’3 millones de euros. Toda una hazaña que deberán realizar impecablemente para que toda la operación limpieza salga como es debido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...