Ryanair dejará embarcar a los menores de 14 años con el libro de familia

Avión de Ryanair

Marcos, de 12 años, debía viajar a Menorca este verano para pasar dos semanas en casa de unos amigos, pero sus planes se fueron al traste cuando al llegar al aeropuerto, acompañado de sus padres, Ryanair le denegó el viaje al no tener DNI. Se quedó sin sus ansiadas vacaciones y sin el dinero del viaje.

Una situación no aislada dentro de la política de la compañía de bajo coste irlandesa que, según muchos, sopesa el bajo precio de sus billetes con medias como ésta, el pago por maleta, y el excesivo coste por kilo extra en el equipaje. Asimismo, el nombre de Ryanair está sonando mucho últimamente en los medios de comunicación a causa de presuntas negligencias en sus vuelos. Llegando a recibir denuncias de que sus múltiples aterrizajes de emergencia se debían a que volaba con menos combustible del que precisaba para sus trayectos.

Ante la mala imagen que se estaba dando de la compañía, ésta ha decidido dar su brazo a torcer y permitirá, a partir de ahora, que los viajeros menores de 14 años puedan embarcar a sus flotas con el libro de familia. Algo estipulado en la normativa española pero no en la irlandesa, y como la sede de Ryanair está en Irlanda, la aerolínea se amparaba en ello, argumentando que no estaba obligada a seguir las leyes españolas.

“Creemos que no pedir un documento con foto podría favorecer el tráfico de menores. No quiero ser irrespetuoso, pero en estos asuntos, tenemos el respaldo de las autoridades irlandesas”, explicaba hace pocas semanas Michael O’Leary, presidente de Ryanair. Pero afortunadamente, los tribunales españoles han dado la razón a los viajeros afectados por esta medida y la compañía no ha tenido más remedio que acatar las leyes.

Asimismo, Ryanair deberá indemnizar con 1.469 euros a una familia por prohibir “indebidamente” el embarque a sus tres miembros en un vuelo Barcelona-Fuerteventura ya que el menor, de tres años, no aportó el DNI sino el libro de familia, según ha sentenciado la Audiencia Provincial de Barcelona. De esta suma, 269 euros son en concepto de devolución del precio de los billetes, más 400 euros por pasajero como compensación económica. Además, la aerolínea deberá pagar también las costas de los juicios. Con esta decisión, la compañía irlandesa dejará de ser la única en España que impone esta obligación a los menores.

Foto: Andres Rueda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...