Rubalcaba continuará al frente del PSOE mínimo hasta 2016

El líder de la oposición socialista compareció ayer en los medios de comunicación para confirmar su permanencia en la secretaría general del partido tras varios días de silencio.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, reapareció ayer en rueda de prensa, tras tres días de silencio, para reafirmarse en su intención de cumplir hasta 2016 su mandato, tal y como se le encomendó hace ocho meses. La segunda cuestión que abordó el líder socialista hizo referencia a la candidatura a las generales, cuestión que se mantiene en incógnita y sobre lo que afirmó que ahora «no toca».

Rubalcaba critica haber conocido algunas quejas de sus compañeros de partido en twitter y teletipos y afirma que si la mayoría de su partido le solicitase su retirada lo haría. » Si los órganos de dirección de mi partido me dicen que te tienes que ir, me iré, faltaría más. Si mis compañeros me dicen ‘mira Alfredo esto no tira’, me iré», sentenció esta mañana ante los micrófonos de Cadena Ser.

El Partido Socialista atraviesa una mala racha que tocó fondo en el último encontronazo en las urnas gallegas y catalanas pero el líder socialista reitera ser totalmente consciente de la difícil situación. Declaró haber «perdido algunas plumas ofreciendo acuerdos al Gobierno» y advierte de la negativa del gobierno de Rajoy ante los posibles acuerdos.

Las críticas a Rubalcaba por su incomparecencia tras la jornada electoral del domingo llegaron como una avalancha desde el interior de su propio partido y de los medios de comunicación. Ayer acalló las voces de todos en una extensa rueda de prensa de más de una hora en la que habló tranquilo y relajado atendiendo de manera correcta y sin rodeos a los periodistas. Desde el Congreso se disfrazó la comparecencia como una valoración del debate de presupuestos celebrado en la Cámara. «Formalmente voy a hablar de los presupuestos pero al final de la comparecencia todos sabemos que la cosa no va a ir por ahí», sentenció el líder socialista para evidenciar el trasfondo de su reunión con la prensa.

El líder de los socialistas consiguió ayer calmar las aguas tras el revuelo del día 21 a pesar de afirmar que «la misión de un secretario general no es tranquilizar a la gente. No soy un secretario tranquimazin». Quiso además dedicar en su aparición unas palabras al presidente de Andalucía: «Soy de los que piensan que Andalucía ha sido, es y será fundamental en el proyecto socialista«. Para demostrarlo, ofreció una lista de tres nombres: «González, Guerra y Chaves». Y añadió que Griñán «está colaborando muy bien conmigo. Estoy encantado con el trabajo que venimos haciendo«.

En su última aparición ante los medios de comunicación ha recordado el crucial problema de la pérdida de confianza de sus votantes y advierte que la confianza en política «se pierde en un día y tarda mucho tiempo en recuperarse. Esto no es sencillo».

Vía/ El Diario

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...