Romney ataca la reforma sanitaria de Obama, en vísperas de la decisión del Tribunal Supremo

Hoy se pronuncia el Tribunal Supremo de Estados Unidos sobre la constitucionalidad de la reforma sanitaria de Barack Obama consistente en un seguro médico, desde 2014, que cubrirá a un total de 50 millones de estadounidenses sin seguro.

Mitt Romney, candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, ataca de nuevo la reforma sanitaria que Barack Obama ha propuesto. El republicano no tendrá remordimiento en suprimirla en caso de que gane las elecciones presidenciales del 6 de noviembre y la reemplazará por otro plan del que aún no ha informado. En el día de hoy, el Tribunal Supremo emitirá el dictamen que calificará la iniciativa de constitucional o no.

En palabras de Romney: «esta noche no van a dormir muy bien en la Casa Blanca, vamos a ver lo que dice el Tribunal Supremo sobre si es constitucional o no el plan sanitario de Obama. Nosotros sabemos que este tipo de políticas no pueden seguir adelante».

La reforma consiste en la contratación de un seguro médico, a partir de 2014, algo que reduciría los costes de un sistema que no provee sanidad pública a todos los estadounidenses pero en cuyos hospitales, los profesionales están obligas a atender a todo el mundo aunque no dispongan de ningún tipo de cobertura. Algo que se llama ‘mandato individual’ de la ley y que corre el peligro de quedar invalidado. Una reforma que si sigue adelante cubriría a un total de 50 millones de estadounidense sin seguro médico.

No será la única decisión del Supremo, que puede dejar para más adelante el tratamiento de cuestiones técnicas y rechazar, tan sólo parcialmente, algunos aspectos. De esa forma, la Casa Blanca tiene más tiempo para mantener en práctica las cláusulas más importantes y afinar su victoria en las elecciones de noviembre. El exigir a los estados aumentar su cobertura pública para los que más lo necesitan es otro de los puntos más importantes de la reforma, que está en vigor dos años y ofrece tratamiento sanitario a más de tres millones de personas.

Aunque Romney aprobó una ley muy similar a la de Obama cuando gobernaba en Massachusetts, los republicanos se han situado totalmente en contra de la medida del actual presidente. Serán nueve jueces del Tribunal los que han estudiado cerca de 3.000 páginas del caso y los que deberán elegir hoy la resolución final.

Fuente / El Periódico

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...