Retomar el golf luego de la inactividad

Como hemos afirmado anteriormente, el golf es un deporte que requiere de una gran coordinación entre todos los músculos del cuerpo, y es a su vez una disciplina que requiere de una gran destreza técnica, pues de no practicar en forma continua se afectará el nivel de juego adquirido en los últimos tiempos.

La primera prueba al retornar al golf será clara y directa: inseguridad en el swing, golpe poco consistente y fallas en la dirección post impacto. Pues entonces, todo ello deberá ser recuperado con tiempo, paciencia y práctica.

Para preparar el regreso al golf, entonces, un buen consejo es programar una sesión de práctica por semana, o dos, en caso de que exista el tiempo. Luego, al cabo de un mes, concretar una salida al campo para recuperar y sentir confianza sobre el tee de salida, la calle y el green. En los drivings, el golpe mecánico consecutivo genera confianza y seguridad, aunque muy distinto será al realizar un golpe con el hoyo por delante.

Puede ocurrir que técnicamente se produzcan errores que ya hemos solucionado, pero éstos serán corregidos en el corto plazo. Lo más importante es recuperar la sensación en el swing, el cual proveerá la confianza necesaria para trasladar al campo.

La asistencia de un profesor de golf puede ser de gran ayuda, pues os evitará retornar al golf e incorporar malos vicios y errores propios al practicar el swing. Una deficiente empuñadura del grip, un mal stance ante un golpe de salida, incorrecta postura con el putter, un traslado excesivo de la cadera al momento de impactar la bola son sólo algunos de los inconvenientes que surgen al retornar al golf.

Con un par de clases con un profesor y dos sesiones de práctica semanales estaremos listos para volver a transitar los 18 hoyos con seguridad y confianza, bases fundamentales de este difícil pero bello deporte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...