Repsol logra beneficios históricos gracias a las subidas del petróleo

Las contínuas subidas del barril de petróleo han beneficiado a la compañía española, que, batiendo récords, ha conseguido embolsarse un 36,5% de aumento, a pesar de que la caída del dólar restó 180 millones de ganancias. En total, los beneficios ascienden a 1.212 millones de euros.

Repsol-YPFLas contínuas subidas del barril de petróleo han beneficiado a la compañía española, que, batiendo récords, ha conseguido embolsarse un 36,5% de aumento, a pesar de que la caída del dólar restó 180 millones de ganancias. En total, los beneficios ascienden a 1.212 millones de euros.

Nunca hasta ahora Repsol había obtenido resultados tan excelentes en un trimestre, y sus directivos han querido dejar patente que hubieran sido aún mejores de no ser por la depreciación del dólar, que ha sido de un 14% durante el primer trimeste del año.

Pese a los contínuos cambios de divisas (sobre todo euro/dólar), la compañía se ha visto sumamente favorecida por la tensión de los productores de petróleo, que han subido a máximos históricos también el precio del barril, lo que ha servido para que se pueda pasar muy por encima de los 180 millones de pérdidas que habrían obtenido a causa de la caída del dólar.

Finalmente, el resultado operativo de Repsol YPF alcanzó los 1.606 millones de euros, favorecido además por sus filiales, Gas Natural e YPF, lo que supone un resultado de más de un 14% de mejoría respecto al mismo ejercicio del año pasado.

Además, han conseguido reducir su deuda a mínimos históricos, situándola en 2.357 millones de euros, sobre todo gracias a la venta del 14,9% de YPF al grupo argentino Petersen.



LOS HALLAZGOS EN BRASIL, NO TAN POSITIVOS COMO EN UN INICIO SE PLANTEABAN

En la mañana del 15 de abril saltaba a la luz la noticia del descubrimiento en Campo Carioca (Brasil), del que podía ser uno de los tres mayores pozos petrolíferos del mundo, llegando a contener incluso 33.000 millones de barriles de petróleo y de gas. Inmediatamente después las acciones de Repsol YPF y los socios que tendrían acceso a dicho pozo se dispararon, llegando a subir las de la petrolera española casi un 10%. La sociedad que opera este campo está participada al 45% por la petrolera brasileña Petrobrás, en un 30% por la gasista británica BG, y en un 25% por Repsol.

Podría ser el mayor hallazgo de crudo en los últimos 30 años” señalaba con entusiasmo el director de la Agencia Nacional del Petróleo de Brasil, Haroldo Lima, quien lo comparó con Oriente Medio al calcular que podría producir unos 33.000 millones de barriles.

Pasados unos días, el panorama se tensa para la compañía española a la hora de extraer el oro negro en Brasil.

Por un lado, el petróleo está en aguas profundas, con unas dificultades técnicas bastante grandes para su extracción. Así que no será ni barato ni inmediato. Harán falta años para empezar a producir a un ritmo medianamente decente.

Por otro lado, que el yacimiento pueda contener 33.000 millones de barriles no significa nada, ya que hay que calcular qué porcentaje de los mismos se podrían recuperar, y las previsiones más optimistas llegan a un 50%.

En el mundo se consumen cada día 86 millones de barriles, con lo que supone más de 31.000 millones de barriles anuales, llegando este hallazgo a poder suministrar apenas durante medio año o poco más, y además, Repsol YPF únicamente tiene participación en un 25%.

Las previsiones más optimistas hablan de 4.125 millones de barriles para la petrolera española, siempre y cuando se pueda sacar ese 50%.

Estos 4.125 millones de barriles equivaldrían, según los precios del Brent, a unos 100 dólares, a unos 412.500 millones de dólares. Esto son unos 261.075 millones de euros.

La capitalización bursátil de Repsol en sus mejores cotizaciones es de unos 28.727 millones de euros. Por tanto, prácticamente multiplicaría diez veces su valor en Bolsa si lo pudieran sacar a mercado.

Pero para que esto sea posible, el precio del crudo debería de seguir aumentando, y no se deberían producir nuevas bajadas, como ya pasó en las décadas de 1970 y 1980.

PetroBras es la única compañía de las que participan en el proyecto que tiene la teconología de perforación a semejantes profundidades, no asíPetrobras Repsol ni BG.

Teniendo en cuenta que en un inicio las excesivamente optimistas previsiones de Morgan Stanley, en una nota remitida a sus clientes, cuantificaban el alcance en valoración del descubrimiento sobre Repsol en 5,3 euros por acción si todo el petróleo existente en el campo pudiera ser extraído, ajustado por el riesgo asociado a hallazgos de este tipo, el impacto sería de 2,7 euros por acción.
Teniendo en cuenta que lo más probable sea la extracción del 50% o menos de barriles, de los cuales únicamente el 25% le corresponden a Repsol-YPF, el impacto en las acciones sería prácticamente nulo.

Pero a todo esto se suman, además, los análisis emitidos recientemente, confirmando que si se confirma la existencia de los 33.000 barriles de crudo y, aunque al campo se le dé por sus dificultades físicas sólo un grado de recuperación del 30% de las reservas, a Repsol le corresponderían unos 2.500 millones de barriles de un total de 11.000 o 10.000 millones de barriles, justo la mitad de ganancias de lo previsto el día de salir a luz la noticia, y esto, suponiendo que el precio del barril siga estando por encima de los 100 dólares y no vuelva a descender.

Los títulos bursátiles de la petrolera española se dispararon casi un 10% desde el anuncio del descumbrimiento en Brasil, sin embargo, los apresurados compradores podrían haberse dado un batacazo, ya que si se confirman los análisis, las acciones de Repsol-YPF descenderían ahora considerablemente, y esto ya ha empezado a suceder.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...