Religión será asignatura de oferta obligada

La Iglesia Católica se ha hecho un poco más fuerte en el sistema educativo con el consentimiento del Gobierno, a partir del mes de septiembre religión será una asignatura de oferta obligada aunque no será obligatoria.

Educación religiosa en España

En el Boletín Oficial del Estado (B.O.E) del 24 de febrero se publicaba una resolución determinando que religión será una asignatura de oferta obligada aunque no será obligatoria. Se deja en manos de la Iglesia el diseño de los contenidos que se deberán impartir a partir del próximo mes de septiembre en el sistema educativo de Primaria y Secundaria, además esta materia va a computar en la media del expediente académico de los alumnos. Esto ha sido posible gracias al acuerdo entre la Santa Sede y el Gobierno de Mariano Rajoy.

Como cabría esperar, el anuncio ha levantado polémica y no es para menos, la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa) va a permitir en el próximo curso escolar que los niños sean evaluados para ver si memorizan y reproducen las fórmulas de petición o agradecimiento, si valoran y agradecen a Dios que les haya creado para ser felices, etc. Esta disposición no tiene ningún sentido en un Estado aconfesional como el nuestro, es decir, un Estado que no se adhiere y tampoco reconoce como oficial ninguna religión, a pesar de que pueda tener acuerdos colaborativos o ayudas económicas con determinadas instituciones religiosas.

Pero hay más que destacar, los niños van a tener que reconocer el creacionismo y negar cualquier otra realidad, dato, evidencia o teoría, por tanto se puede decir que se destierra la ciencia para dar paso a la religión y la fe, parece que volvemos a los tiempos de Nicolás Copérnico, el astrónomo del Renacimiento que formuló la teoría heliocéntrica del Sistema Solar y cuyo libro fue añadido al Index librorum prohibitorum (Índice de libros prohibidos), lista de aquellas publicaciones que la Iglesia Católica catalogó como libros perniciosos para la fe. No es extraño que los más críticos vean este contenido como un regreso a un pasado glorioso para la Iglesia Católica pero lamentable para quienes tenían inquietudes y pensaban.

Volviendo al tema de los contenidos, desde el año 1979 la Conferencia Episcopal es la encargada de estipular los contenidos de la asignatura de Religión, pero ahora los nuevos contenidos se ven de otro modo, la cultura religiosa se convierte en adoctrinamiento religioso, basta con recordar que se ha de reconocer el creacionismo y negar cualquier otra realidad. Esta es la opinión del secretario general de la Federació d’Ensenyament de CCOO, explica que “Con dinero público de un estado laico no se puede adoctrinar, ni en el cristianismo ni en cualquier otra confesión”.

Es interesante definir Estado laico, aquel Estado neutral en materia de religión, que no ejerce apoyo alguno ni oposición explícita o implícita a ninguna organización o confesión religiosa. Como podemos comprobar y según esta colaboración entre Gobierno e Iglesia, la definición más apropiada es la de Estado aconfesional. Evidentemente estas críticas tienen respuesta, el asesor jurídico de Escola Catòlica explica que no se obliga a escoger esta materia, y no se va a rezar en las escuelas ya que está prohibido que los actos de culto formen parte de una asignatura.

Otra cuestión que no tiene sentido es que los centros que se sostienen con fondos públicos deban ofertar la asignatura de Religión de forma obligatoria aunque sólo haya una familia que lo solicite, de este tema se va a hablar largo y tendido. Os recomiendo leer este artículo y por supuesto leer con detalle el B.O.E, ¿qué está pasando con la educación en nuestro país?

Foto | Pe-foto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...