Recorte histórico de 2.500 millones de euros en Andalucía

Después del anuncio de Cataluña, ahora le toca a Andalucía. El Gobierno de Andalucía recortará 2.500 millones de euros del presupuesto de 2012 para cumplir el objetivo de déficit del 1’5% del PIB de la Comunidad Autónoma. Las medidas más representativas son la bajada de los salarios de los funcionarios y la subida de los impuestos a todos los ciudadanos andaluces para paliar la reducción de los ingresos. Según ha informado la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, la decisión es temporal y se aplicará en la paga extra de verano, que se reducirá entre un 30% y un 40% del total.

José Antonio Griñán

José Antonio Griñán afronta el mayor recorte de la historia de Andalucía

La ministra Martínez Aguayo, ha explicado que este recorte (que es el mayor en toda la historia de Andalucía) es resultado de las medidas de ajuste “planteadas desde el Estado”. Además, se va a subir la presión fiscal y aumentará en un punto la tarifa autonómica de IRPF para todas aquellas rentas que se encuentren entre los 60.000 y los 120.000 euros anuales. También se congelarán las inversiones públicas, salvo en casos excepcionales.

Para el presidente de la Junta, los consejeros y los viceconsejeros, se bajará su salario en un 5%, además de la reducción de otros complementos y retribuciones de todo empleado público, funcionarios e interinos, para “minimizar el impacto en el empleo público y evitar una pérdida”. Pero los más perjudicados son los funcionarios públicos, que no solo verán menguar sus ingresos, sino que aumentarán también su jornada laboral, de 35 a 37’5 horas. Además, se reducirán los altos cargos, las horas extraordinarias y las pagas extras de junio y diciembre. Según la ministra, la Junta ha adoptado estas medidas para evitar la otra solución que sería despedir a 30.000 empleados públicos.

Pero hay más, se aplica un plan de ahorro pero con la intención de que se mantenga la calidad de los servicios. Se reducirá un 10% el gasto para comprar bienes necesarios para la administración pública, un 50% en vehículos de los altos cargos, un 50% en información, divulgación y publicidad y un 15% en los traslados y dietas. Y en lo que se refiere a la sanidad y a los demás sectores, no se iniciarán nuevas obras, sino que se mantendrán los proyectos vigentes acorde con la disponibilidad del presupuesto.

Pero además de recortes, también se han aprobado medidas para aumentar los ingresos. La propuesta de la Junta de Andalucía supone un aumento de 1.000 millones de euros. En primer lugar, está el aumento en un punto de la tarifa autonómica de IRPF, aunque sus efectos no se verán hasta 2014, para las rentas de entre 60.000 y 120.000 euros. Y después el aumento del Impuesto de Patrimonio y el Impuesto sobre las Ventas Minoristas de algunos hidrocarburos. Además, en estos 1.000 millones también se cuentan los fondos europeos, la venta y el alquiler de activos patrimoniales y la lucha con el Gobierno central contra el fraude fiscal.

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, ha criticado las medidas, que ha calificado de “recortazo”. Según él, así “se desvela la agenda oculta del bipartito” y se mantiene “la misma política de José Luis Rodríguez Zapatero: menos gasto social, otro ataque a los funcionarios, menos inversión y más impuestos”. Además, ha criticado a José Antonio Griñán, y le ha llamado mentiroso, ya que no informó de este “recortazo” cuando se encontraba en precampaña ni en campaña.

Foto: PSOE Extremadura en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...