Reacciones políticas a las cargas policiales en Valencia

Durante el día de hoy se está llevando a cabo en Valencia una movilización en contra de las cargas policiales en las protestas del instituto Lluís Vives. Estudiantes de secundaria, bachillerato, universitarios y familiares valencianos se reúnen con libros clamando “estas son nuestras armas”, en lo que será el preludio de la manifestación de apoyo a los estudiantes que se celebrará mañana.

Mariano Rajoy

El gobierno cree que detrás de las protestas están los partidos de la oposición

Mariano Rajoy, en Londres, ha pedido “mesura y sentido común” para evitar que se vuelvan a repetir las cargas policiales. Para el presidente, “todo el mundo tiene derecho a manifestarse y expresar sus opiniones”, pero teniendo en cuenta las funciones de la policía y los cuerpos de seguridad que “se deben cumplir”. De modo que la “serenidad” y la “mesura” son la clave para evitar estos sucesos. Siguiendo esta línea, José Ignacio Wert, ministro de Educación, ha pedido que se recupere el “clima de diálogo” ya que opina que los problemas en la educación “no se resuelven con manifestaciones”.

El presidente del gobierno ha reconocido que la situación de España es “difícil”, pero ha recalcado que los españoles deben “hacer un esfuerzo para estar a la altura” de las circunstancias. Una de sus mayores preocupaciones es la imagen que se da a nivel internacional, afirmando que “no podemos dar una imagen fuera que no es la de nuestro país”.

Por su parte, el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado que comparecerá para explicar las decisiones del cuerpo de seguridad y ha reconocido que pudo haber algún “exceso o situación desafortunada” por parte de algún policía. Se ha posicionado “al lado de la policía” pero ha afirmado que actuará en consecuencia “si ha habido alguna actuación particular excesiva”. El ministro ha informado que muchos de los estudiantes “no hicieron caso a los requerimientos verbales policiales”, pero que estudiará toda la actuación policial.

Paula Sánchez de León, la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, en primer momento defendió los policías, pidiendo a los manifestantes “responsabilidad” a la hora de “ejercer su derecho constitucional a reunión o manifestación con todas las garantías jurídicas y de seguridad”. Pero después ha asegurado que se abrirá un expediente para estudiar si hubo “exceso policial” y, en caso afirmativo, “se depurarán responsabilidades”.

Desde la oposición, el gobierno ha recibido muchas críticas. Del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba ha dicho que las imágenes de la carga policial “no son tolerables”, pidiendo así al ministro de Interior que dé explicaciones de lo sucedido. Jorge Alarte, el secretario general del PSOE en el País Valencià, ha pedido el “cese inmediato” del jefe superior de la Policía, al llamar “enemigo” a los manifestantes. Los diputados de IU, en medio del pleno del Congreso, han sacado una pancarta que ponía “Yo también soy el enemigo”. El PP ha dicho que se ha producido una “instrumentalización política” de las manifestaciones, de modo que, para el gobierno, “detrás de las protestas están los partidos de la oposición”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...