Rajoy se lo juega todo a reducir el déficit

Mariano Rajoy concedió ayer su primera entrevista en televisión desde que es Presidente del gobierno, con la economía como tema estrella. Dijo que el gobierno está estudiando la petición de rescate, pero no aclaró si lo pedirá o que nuevos recortes realizará.

Mariano Rajoy concedió anoche su promera entrevista a la televisión desde que llegó a la Moncloa. Lo hizo en TVE, con la presencia de miembros de los cinco diarios españoles más importantes, y con un tema estrella, la economía, que dejó fuera aspectos tan importantes como la educación o la sanidad.

Por primera vez, el Presidente del gobierno habló del rescate, esa palabra que parecía estar maldita, aunque fiel a su estilo se refirió a él como «eso que llaman rescate». Como no podía ser de otra manera tratándose de Rajoy, no confirmó ni desmintió que España necesite la intervención europea, y repitió varias veces que el gobierno estaba «estudiando» las condiciones a las que tendría que acogerse, y que «vamos a ver si nos conviene o no nos conviene».

Pero más importante que la hipotética petición de un segundo rescate o el número de parados, el objetivo de Rajoy y su gobierno es cumplir el objetivo de déficit público. Rajoy parece jugárselo todo al cumplimiento del déficit, que es la excusa que puso para justificar los recortes que ha impuesto su partido en estos ocho meses que lleva en el gobierno y que le han llevado a saltarse pilares de su programa electoral como la subida del IVA o del IRPF, unos impuestos que Rajoy dijo que volverá a bajar «en cuanto pueda».

Cuando le preguntaron por las líneas rojas que no está dispuesto a superar de cara a implantar nuevos recortes, Rajoy negó que Europa le vaya a imponer recorte alguno, que es algo que «yo no podría aceptar». Una de esas líneas rojas que se marcó en el discurso de investidura fue la de no tocar las pensiones; pero ayer no fue capaz de asegurar que no se tocarían. Dijo que «no tengo la intención de bajarlas» y que había pedido a Hacienda que las pensiones fueran lo último en tocarse, pero evitó responder a si las congelaría.

Lo que sea por cumplir con un objetivo de déficit, algo que contrasta con sus intentos por presentar un escenario donde nadie le presiona desde Europa para que pida el recate ni él pide al BCE que compre bonos. El propio BCE volvió a insinuar la semana pasada que España e Italia deberían pedir el rescate -algo que no hará antes de las elecciones del 21 de octubre-; y Rajoy ha instado al BCE para que compre bonos.

Fuera del tema económico, anunció una conferencia de presidentes autonómicos para octubre, el único anuncio concreto que hizo en toda la entrevista. También tuvo sus palabras sobre el caso Bolinaga, que le «repugna, pero esta decisión ha habido que tomarla» y para la manifestación convocada para hoy con motivo de la Diada catalana, con un trasfondo independentista de la que dijo que «España no está para grandes algarabías, sino para crear empleo».

La entrevista concluyó con un «¿usted se manifestaría contra un Gobierno que subiera los impuestos como usted?», a lo que respondió que saldría a la calle «si lo hiciera por prejuicios ideológicos, sí, si es por lo que lo he hecho yo, con esta situación, no”.

Entrevista íntegra Mariano Rajoy en TVE.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...