Rajoy no es Hollande

La manipulación del gobierno de España llega hasta límites insospechados. Rajoy compara los recortes aprobados por su gobierno con los de François Hollande, cuando el dirigente francés ha atacado principalmente a las rentas más altas y no ha tocado la educación, cosa que Rajoy jamás haría. Y es que el inicio de curso este año es uno de los más calientes que se recuerdan.

La manipulación a la que somete el gobierno del Partido Popular a la población española me parece escandalosa. Es algo que me enciende y que me obliga a escribir para aclarar ciertas cosas. No hablaré sobre el hecho de que el Consejo de Radio Televisión Española haya colocado como tertuliana del programa matinal de TVE ‘Los Desayunos’ a Edurne Uriarte, periodista y catedrática de Ciencia Política, cosa que, por otra parte, me parece indignante. La mujer del ministro de Educación, José Ignacio Wert, es una colaboradora habitual de medios de comunicación de extrema derecha como Intereconomía. Su contratación contrasta con la destitución hace unas semanas de Ana Pastor, una de las voces más críticas dentro del periodismo nacional.

François Hollande

Al grano. A lo que voy es a las declaraciones de Mariano Rajoy justificando los recortes y comparando las medidas del gobierno con las que ha aprobado recientemente el socialista francés François Hollande. Quién oiga las palabras del dirigente conservador español podría pensar que lo que ha realizado el gobierno es hasta necesario. Sin embargo, la realidad es otra bien distinta. Hasta el ministro de Economía ha afirmado que el Estado del Bienestar está en riesgo, que se acaban las prestaciones sociales (a algo, por cierto, que él mismo ha contribuido). ¿Cómo es posible que un representante del pueblo llegue al nivel de cinismo de Mariano Rajoy? Su nulo sentido crítico le obliga a ratificarse en todo lo que ha hecho y, es más, a echarse flores comparándose, aunque de manera errónea, con otros casos (véase Francia).

“Hollande ha anunciado una reducción del déficit público de 30.000 millones de euros: 10.000 millones en el gasto, 10.000 millones en impuesto a las familias y 10.000 millones de impuestos a las empresas. Desconozco por qué lo pone usted de ejemplo, porque no se diferencia mucho de lo que estamos haciendo en España: reducir el déficit público y no endeudarnos”. Esta fue la respuesta de Mariano Rajoy a la intervención de Cayo Lara, coordinador de Izquierda Unida, en el pleno del Congreso de los diputados hace dos días. Lo que no sabe el ciudadano es que los recortes de Hollande no afectan a la Educación y que una de sus propuestas estrellas es aumentar las obligaciones fiscales a aquellas personas que perciban más de un millón de euros anuales. De esta manera, pasarían a tributar el 75% durante dos años. Rajoy debería mirarse en él.

Foto: jmayrault

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...