Rajoy comparece en el congreso satisfecho por la ayuda europea a la banca

Todas las miradas estaban vueltas hacia el Pleno del Congreso celebrado esta misma mañana, donde el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tenía que salir a rendir cuentas sobre qué iba a hacer con los 100.000 millones de euros de ayuda europea y sobre qué explicaciones tenía que dar al respecto. Rajoy ha sorprendido por su austeridad de palabra, en menos de dos minutos solo ha tenido tiempo para asegurar una cosa a los españoles: que nuestro país debía haber solicitado esa ayuda en el año 2009, cuando se inyectó un billón y medio de euros de dinero público a los bancos en toda la Unión Europea, algo que el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero descartó por innecesario porque España contaba con el mejor sistema bancario del mundo. El hecho de que hoy tenga que aceptar ese crédito europeo se debe a que España en estos momentos no dispone de la cantidad de dinero que necesita el sistema financiero para sanearse, ni tampoco puede emitir deuda pública para obtenerla.

Así pues, Rajoy continúa en la línea del optimismo y asegura que esta inyección de dinero que ha recibido España no es un rescate ni ningún otro derivado negativo, sino que debe verse como un logro y debe celebrarse por ello. «Es un crédito que pagará la propia banca y debemos celebrar que nuestros socios europeos nos hayan ayudado», ha asegurado. Lo que no ha especificado es si este «rescate» europeo afectará al déficit o si se pedirá el tope de los 100.000 millones, después de todo, no hay tiempo para explayarse en una sesión de control, pero estas dudas se prolongaran hasta mediados del próximo mes cuando se espera que Rajoy vuelva a compararecer.

Frente a los ataques de los partidos opositores (Psoe, UPyD y ICV) que exigen detalles sobre el crédito al que consideran totalmente un rescate, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamarina, ha asegurado que los 100.000 millones de euros se han concedido sin condiciones y el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha reiterado que irán a parar al Frob y será utilizado solo para recapitalizar los bancos, sin exigencias de reformas macroeconómicas, y con transparencia y seguimiento de la UE y el FMI. «Ojalá se hubiera hecho hace tres años», ha concluido el ministro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...