Problema y posibilidades: La caida de las remesas en América Latina

La anunciada caida en el flujo de remesas hacia el sudcontinente latinoamericano representa un enorme problema en el horizonte inmediato de los gobiernos de la region. No obstante, el problema presenta tambien una inesperada solucion.

Remesas

 

 

Remesas

Un reciente informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) da cuenta de una fuerte contracción en las remesas enviadas por los emigrantes latinoamericanos hacia sus países de origen durante el 2009. El flujo de remesas, se había contraído ya un 1% durante el 2008.

La recesión que afecta a las principales economías desarrolladas: EE.UU., la Unión Europea y Japón principales destinos de la diáspora latinoamericana en busca de mayores ingresos para sus familias, ha colocado a estos migrantes mayormente ocupados en labores de escasa especialización y bajo la modalidad de contrato temporario, en una situación sumamente precaria.  El importe total de remesas para Latinoamérica en 2008 fue de unos 69.200 millones de dólares.

La disminución en el flujo de remesas que durante el último trimestre de 2008 significo una pérdida de 17.000 millones de dólares para América Latina, será un elemento que agrave los problemas sociales en una situación donde millares de familias dependen de los ingresos provenientes de este rubro. Los estados latinoamericanos se verán obligados al fortalecimiento de sus programas sociales en algunos casos en detrimento de las posibilidades de implementar programas de reactivación eficaces.



Sin lugar a dudas el país más afectado será México dada su cercanía limítrofe con los Estados Unidos que es donde se halla, el contingente mayoritario de su población inmigrante. La economía de México se halla ya severamente golpeada por la crisis de su poderoso vecino, ya que este es a su vez el principal destino de su comercio internacional.

Para América Latina, el flujo de remesas no solo representa dinero para el consumo inmediato, las remesas se han convertido en un elemento dinamizador de nuestras economías, los receptores invierten parte del dinero en la adquisición o mejoramiento de sus viviendas, el desarrollo de pequeños emprendimientos  empresariales y la capacitación de los miembros más jóvenes de sus familias. De ahí la gravedad de la situación que una eventual disminución en el flujo de remesas significa para la región.

Otro factor a considerar es el eventual retorno de muchos latinoamericanos a sus países de origen acicateados por la pérdida de sus puestos de trabajo y la gravedad de la crisis en el hemisferio desarrollado. 

Un fenómeno que llama mucho la atención es el de un tipo específico de migrante, aquel que ha logrado disponer de un cierto capital y que la actual coyuntura le da la ocasión de retornar a su patria. De hecho muchos consultores de negocios en Latinoamérica se están viendo con compatriotas que les piden les indiquen donde es posible invertir en sus países de origen con una cierta rentabilidad. El hecho de que la región latinoamericana tenga las condiciones para pasar esta crisis relativamente mejor que otras áreas del mundo, pese a nuestras limitaciones hace posible este fenómeno.

Pasta

 

 

Divisas

La contracción del flujo de remesas, será un duro golpe para las economías latinoamericanas en el corto plazo, no obstante dada la experiencia de la región en soportar distintas crisis y el posible retorno de miles de latinoamericanos con disposición de medianos capitales y su experiencia en las sociedades del hemisferio desarrollado, podrían ser a la larga un factor que acelere el desarrollo de nuestra región, ahí radican nuevas e inusitadas posibilidades para nuestros países.
Imágenes: Daquellamenera, RinzeWind

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...