Prisión para 17 detenidos en la investigación contra la mafia china

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha ordenado el ingreso en prisión incondicional de cuatro detenidos implicados en la
«Operación Emperador» y ha impuesto medidas cautelares a otros trece.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha ordenado el ingreso en prisión incondicional de cuatro detenidos implicados en la presunta trama de blanqueo de capital por parte de la mafia china, conocida como «Operación Emperador». Otro trece imputados podrían quedar en libertad bajo fianzas que oscilan entre los 25.000 y los 50.000 euros, según han informado fuentes judiciales.

Entre los 20 detenidos que pasaron ayer a disposición judicial se encuentra Pedro Hernández, presunto asesor de la mafia que ha sido puesto en libertad con la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado más próximo a su domicilio. El inspector de la Brigada de Extranjería también salió anoche en libertad sin ninguna medida cautelar porque no se ha podido demostrar que mantuviera una relación directa con la trama. El inspector conocía a otro funcionario que realizaba «favores» a la red desmantelada.

El grueso de la investigación contra la mafia china cuenta ya con 83 detenidos, principalmente de nacionalidad china y española. Esta mañana el magistrado Andreu también ha decretado el ingreso en prisión de una persona que se ha presentado voluntaria sin haber sido arrestada por la Policía y se prevé que a lo largo de la jornada, el magistrado tome declaración a otros 14 imputados.

Desde Bucarest, el ministro del Interior, Jorge Fernández, ha confirmado que habrán más detenciones en los próximos días y ha especulado con la posibilidad de un «nombre» importante entre ellos. Todavía se desconoce la magnitud real de la trama porque la investigación está bajo secreto de sumario, pero se trata de “la mayor operación de la policía de la historia de España”, tal y como ha asegurado Fernández. Además de los arrestos realizados en España y Alemania, se esperan nuevas detenciones en países como Italia y Andorra.

Según el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, la trama china «distorsiona el funcionamiento de nuestra economía» al participar en sectores que van desde los productos de papelería hasta pequeños electrodomésticos. En los registros realizados, los agentes han intervenido 11.600.000 euros en efectivo, joyas, obras de arte y vehículos, pero la policía estima que la trama facturaba entre 200 y 300 millones de euros al año.

Anticorrupción imputa a los cabecillas de la trama que supuestamente lideraba Gao Ping, un empresario chino asentado en Madrid, delitos de pertenencia a una organización criminal, delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales. A los que se suman delitos de cohecho, falsedad, contrabando, delitos contra la propiedad intelectual e industrial, coacciones, amenazas y empleo de mano de obra irregular.

Vía / El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...