Pemex se lanza a por Repsol

La petrolera Pemex pasa a la acción en su intento por controlar Repsol. Un informe detalla la intención de la corporación mexicana para capturar beneficios y aprovechar la tecnolgía de la energética española para ganar posicionamiento de mercado.

Las españadas al alto. Pemex ha dejado patentes sus intenciones por hacerse con el control de Repsol. La petrolera mexicana ha dejado atrás las elucubraciones relacionadas con su posicionamiento a raíz de la alianza con Sacyr Vallehermoso para tomar cartas en el asunto con la intención de hacerse con parte del pastel de Repsol. Según un informe interno difundido por el diario El País con fecha 1 de septiembre, la empresa espera ‘capturar beneficios concretos’ y apropiarse a bajo precio de la tecnología de la empresa energética española.

La compañía mexicana se lanza de lleno al control de Repsol, de quien espera una ‘oportunidad’ para el acopio de beneficios e ‘incidir en decisiones estratégicas y operativas’. En concreto, Pemex espera aprovechar la tecnología de la empresa española para ganar cuota de mercado y posicionamiento con el fin de dirigir los flujos de suministro de crudo hacia sus propias refinerías. La petrolera deja atrás la pasividad con la que ha actuado a lo largo de los últimos 30 años para tomar cartas en el asunto, para lo cual ha encontrado en Sacyr Vallehermoso, y concretamente en su presidente, Luis del Rivero, el socio perfecto.

El documento de 29 páginas al que ha tenido acceso El País detalla oportunidades estratégicas y comerciales, entre ellas la posibilidad de utilizar el crudo de Repsol procedente de Ecuador en sus refinerías, los beneficios derivados del aumento de las participaciones en Repsol así como detalles sobre su posible transacción y el coste real de la misma. La información detallada argumenta que el sólo aumento del 4,8 por ciento al 9,8 por ciento de la participación de Pemex en Repsol ‘hace posible incidir en ‘decisiones estratégicas y operativas’. El documento cifra además el coste de determinadas operaciones con otras compañías, como Hess Corp, EOG, OMV, Reliance o Bg Group, cuya compra supondría un desembolso de 10.000 a 30.000 millones de dólares, una cantidad considerablemente mayor a los 1.600 millones con los que la petrolera planea comprar su aumento de la participación en Repsol.

Pemex toma posiciones ante los cambios inminentes en el consejo de administración del Repsol, una batalla que enfrenta de lleno a Sacyr Vallehermoso, presidido por Del Rivero, y Caixabank, el segundo gran accionista de la petrolera. Para tener más consejeros, Sacyr y Pemex deberán superar el 30 por ciento del capital y lanzar una OPA sobre el 100 por ciento de la compañía. Todo con elecciones generales de  por medio, la batalla está servida.

Foto: Alfonsobouchot, en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...