Otro joven afroamericano muere tiroteado por la Policía estadounidense

Después de la muerte de un joven negro a principios de mes, que ha provocado revueltas todas las noches a causa de la tensión racial, la Policía se enfrenta a la muerte de otro afroamericano considerado sospechoso.

Policía

La Policía de Estados Unidos se ha vuelto a enfrentar en un tiroteo contra un joven negro, de 23 años de edad sin la identidad aún revelada, en Saint Louis (Misuri). El lugar y el contexto en el que se ha producido, coincide con la reciente muerte de otro joven negro a manos de un agente de policía, también en Saint Louis el pasado 9 de agosto. Desde entonces, las manifestaciones a pie de calle todas las noches, acompañadas de disturbios, todavía no han cesado.

Según el jefe de la Policía del Condado, Sam Dotson, el joven resultó ser sospechoso por su manera anormal de actuar y vagar por la calle. El afroamericano había estado intentado robar en una droguería, puesto que quiso marcharse con dos bebidas y un paquete de pasteles sin pagar. Una vez fuera de la tienda, los policías le dieron el alto al fuego, pero el joven comenzó a dirigirse hacia ellos con un cuchillo en la mano. Dotson, afirma que el sospechoso se acercó a los agentes diciendo «disparadme, matadme ahora».

El joven hizo caso omiso a las palabras de la Policía y continuó acercándose a un agente. Por ello, decidieron abrir fuego contra él y matarle. Pero, por ahora, lo sucedido sigue estando bajo investigación. El jefe de la Policía continúa explicando que todo agente tiene derecho a defenderse ante un sospechoso que se aproxima armado, puesto que califica de razonable que ellos puedan «volver a su casa al final de la jornada».

Mientras, a seis kilómetros del lugar del incidente, se encuentra Ferguson. Fue allí donde el otro joven negro, Michael Brown, murió desarmado al ser tiroteado por un agente. Ello ha desencadenado una gran tensión que pone en cuestionamiento la justicia y abre de nuevo el interrogante sobre la discriminación racial. La noche de este martes ha sido otra vez protagonizada por los disturbios; y, hoy miércoles, se presentarán las pruebas para abrir una investigación penal respecto a la muerte de Brown.

Estas protestas están resultando el escenario perfecto para muchos jóvenes afroamericanos que buscan reclamar sus derechos; a lo que Obama contesta pidiendo calma y prometiendo justicia. A este alzamiento de voces, se le han sumado otras reconocidas en el ámbito nacional, como el hijo de Martin Luther King, quien luchó por los derechos civiles de los negros. Pues, en esta ciudad, la mayoría de la población es negra pero apenas ocupan cargos en la Policía.

Vía: Notimérica – ABC

Foto: Paul Sableman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...