Otra oportunidad para Martinsa-Fadesa

Los acreedores le dan un respiro a Martinsa-Fadesa, facilitándole el pago de su deuda con un plan de dos opciones, buscando también no correr el riesgo de perder casi todo en el que sería el más grande concurso de acreedores registrado en la historia de España.

Adelantándose un día a la presentación del informe que cerraría una etapa importante del proceso por parte de los administradores concursales de Martinsa-Fadesa, la Caja Madrid, La Caixa, Caixa Galicia y Banco Popular Español, solicitaron al juez que se efectúe un nuevo convenio de pago para la deuda de la compañía de más de 7.000 millones de euros. Esto dejaría sin efecto todo lo tratado anteriormente.

cartel de venta inmobiliaria

Nuevas opciones para el grupo inmobiliario

Durante la junta de accionistas celebrada hace menos de un mes, se había advertido que la compañía estaba negociando este nuevo convenio, ya que la ley no permitía a Martinsa hacer otra propuesta pero sí quedaba la posibilidad de que los bancos abrieran el juego con otro plan.

La empresa les pidió a sus acreedores “un esfuerzo” debido a que la crisis no le permitió afrontar lo propuesto en 2008.

La Caja Madrid y La Caixa, principales acreedores de Martinsa-Fadesa, con un capital conjunto de aproximadamente 55% de la deuda, son los impulsores de este acuerdo que presenta las siguientes alternativas.


Por un lado una quita del 70% y el pago del saldo del 30% con un plazo de 5 años, reintegrando durante los mismos un 0,5; 1; 23 y 75% respectivamente del crédito y por otro, como segunda opción, mantener el pago total de lo adeudado como se establecía en el primer convenio, pero reintegrando un 15% de la deuda mediante préstamos participativos y demorando los pagos.

Los acreedores que decidan no aceptar el canje por acciones recibirían su parte antes del 2024, reintegrándoseles el resto de la deuda con porcentajes anuales de 0,5; 0,5; 1; 12; 18; 25; 25 y 18% respectivamente hasta el 2018.

Aquellos acreedores que no manifiesten su preferencia por alguna de las opciones serán integrados a la segunda, que sería también la más conveniente para la banca.

Si bien sus principales acreedores han hecho más digerible el calendario de pagos, la empresa no podrá acceder al préstamo que solicitara para afrontar los créditos.

Este convenio se tramitará por escrito y no será necesario que sea en forma presencial, gracias al decreto de ley de medidas urgentes que fuera aprobado en 2009 para acelerar los concursos con más de 300 acreedores. De esta manera se agilizarán muchísimo los trámites ya que sería imposible contar con la presencia de los casi 10.000 afectados en el que se ha convertido en el mayor concurso de acreedores de la historia española.

Fuente: La Voz de Galicia

Foto: Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...