openSUSE 10.3, una opción muy recomendable para el escritorio

El escritorio Gnome de openSUSE 10.3

Casi toda mi vida de linuxero me he declarado «susero». Esta palabra, que me he tomado la libertad de copiar de alguna parte o de inventar yo mismo (ya no recuerdo su origen) quiere indicar la filiación a utilizar la distribución SuSE/openSUSE en el ordenador, aunque en mi camino por el sistema del pingüino he pasado etapas con Red Hat/Fedora, Ubuntu o últimamente Debian, de la cual la versión 4.0 me ha sorprendido gratamente.

openSUSE 10.3, salida recientemente al mercado, incluye novedades que la hacen muy jugosa para el usuario de desktops, especialmente a aquellos que sean profesionales, aunque también da buen juego en los domicilios particulares.

El número de drivers ha sido aumentado, especialmente en lo que se refiere a las tarjetas de red inalámbricas, un caballo de batalla constante en el actual panorama linuxero. Pero la «piece de resistance» de la nueva openSUSE es sin lugar a dudas el tratamiento del escritorio en sí y de los gráficos.

Gnome se ha convertido en el escritorio insignia de la distro en detrimento de KDE, aunque éste último no ha quedado marginado del desarrollo, pese a que los esfuerzos se han dirigido más al primero de ambos.

La prueba se encuentra en las barras de tareas (¡oh! ha desaparecido la superior) y el menú, éste último elemento totalmente personalizado y de igual funcionamiento que en la versión 10.2, donde ya destacó especialmente la personalización a medida de dicho elemento.

Los efectos 3D tienen su presencia gracias a Compiz Fusion, la última versión del compositor de ventanas después de la unificación de Compiz y Beryl.

En el apartado de virtualización disponemos de Xen 3.1, VirtualBox, KVM y las extensiones del kernel destinadas a facilitar el trabajo de las herramientas de VMware. Que la virtualización es la tecnología del futuro para las computadoras lo demuestra Linux sobradamente, y openSUSE es un claro exponente de ello.

Por lo que se refiere al resto de aplicaciones, podemos esperar las últimas versiones de casi cualquier programa, como OpenOffice 2.3

La descarga puede realizarse desde el mismo sitio de openSUSE, con versiones de instalación en CD con el entorno Gnome u otra imagen para KDE, un DVD completo con todo el sistema, y una imagen de mini-CD para aquellos usuarios avanzados que quieran instalarla desde la red. La última opción es adquirir el paquete de la distro con lo que, además, obtendremos soporte técnico telefónico mediante hotline.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...