ONGs preocupadas por el aumento de la prostitución en el archipiélago canario

Debido a la crisis económica, la prostitución ha aumentado exponencialmente, aunque en Canarias es donde más se puede apreciar esta tendencia.

Aumenta la prostitución en Canarias

En Canarias cinco ONGs denuncian el incremento de la prostitución en las Islas a causa de la severa crisis económica que asola a la mayoría de la población española. Estas organizaciones no gubernamentales han aunando fuerzas y han formado una red asistencial de ayuda a las personas que ejercen esta actividad. Los integrantes de esta red, llamada EnRed.con(tigo) son los siguientes: Villa Teresita, Cáritas Diocesana, Médicos del Mundo, Gamá y Oblatas Santísimo Redentor.

Su compleja situación ante la ley y la exclusión social que esta actividad conlleva, hacen de la prostitución una realidad de la que nadie quiere hacerse responsable, pero a su vez, se acepta como un hecho innegable en nuestra sociedad. La representante de Médicos del Mundo, Ahiana Merino, recalca la situación de vulnerabilidad a la que se ven sometidos estos profesionales (en su mayoría mujeres), y también advierte que muchas de las mujeres que habían conseguido abandonar esta profesión, se han visto obligadas a ejercerla de nuevo únicamente por razones económicas.

La red nace con el objetivo de mejorar la calidad de vida de estas mujeres. Proponen localizar los focos donde se ejerza la prostitución y ofrecer apoyo íntegro a las personas que allí se encuentran, y junto a la Fiscalía crear un protocolo que les permita luchar más activamente contra la explotación sexual.

La prostitución se extiende por toda Canarias, si bien es mayor en las zonas turísticas, siendo últimamente alarmante el aumento de esta práctica por parte de las mujeres de nacionalidad española. Según expone la red, no existe ningún perfil específico que identifique a estas personas salvo el factor común de la “necesidad”. Merino indica que la principal causa por la que estas mujeres se ven envueltas en tan complejo ambiente, es la imposibilidad de acceder a otro medio de vida.

Y es que estas profesionales demandan alternativas de empleo, además de reclamar alimentación para sus familias y el acceso al sistema sanitario público, que después de la última reforma en la Ley de Extranjería, se ve dificultado para aquellos inmigrantes en situación irregular.

Por su parte, el representante de Gamá Ricardo González, afirma que la red hará todo lo que esté en su mano para que estos inmigrantes que no tengan la residencia fiscal, puedan recibir asistencia sanitaria de cualquier orden, no sólo la básica asegurada para cualquier persona.

En relación con las polémicas cámaras de seguridad instaladas a principios de año en las afueras de la calle Molino de Viento en Las Palmas de Gran Canaria, una de las integrantes de la ONG de Oblatas Santísimo Redentor, Cristina Toca, considera que son un error y que causarán más mal que bien. A su juicio, la implantación de las cámaras no conseguirá erradicar esa actividad, únicamente trasladarla a otro lugar, haciéndola más invisible para la sociedad y en consecuencia haciendo más vulnerables a aquellos que la ejercen.

A su vez, las ONGs coinciden en que la intención con la que se colocaron las cámaras de vigilancia, responde a fines estéticos que pretenden maquillar ante los ciudadanos la trágica realidad que viven estas mujeres.

Imagen: Fotopedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...