Ocho niñas más secuestradas por el grupo terrorista Boko Haram en Nigeria

El grupo islamista Boko Haram secuestró el pasado lunes a otras ocho niñas en la localidad de Waranbe, al norte del país. No es la primera vez que el grupo terrorista actúa ya que el pasado 14 de abril secuestró a 276 niñas en un internado del país.

nigeria armas

Otra oleada de secuestros infantiles ha sacudido al norte de Nigeria. El grupo terrorista Boko Haram ha secuestrado a ocho niñas más en edad escolar en el pueblo de Waranbe, al norte del país. El secuestro se ha producido tan sólo veinte días después de que secuestraran a 276 niñas que estudiaban en un internado. El líder de la secta terrorista islamista ya ha anunciado que su intención es vender a las jóvenes secuestradas como esclavas sexuales.

El secuestro se ha producido este lunes por la noche. Un grupo de hombres que supuestamente pertenecen a Boko Haram entraron armados en la localidad de Warabe, en la provincia de Borno, y secuestraron a ocho niñas de edades comprendidas entre 12 y 15 años. Los asaltantes entraron en el pueblo a bordo de dos vehículos en los que metieron a las jóvenes y las llevaron a un lugar desconocido junto con animales y comida que habían robado previamente.

Boko Haram significa “la educación occidental es pecado”, y es un grupo islamista que desde hace años lleva a cabo acciones terroristas como modo de reivindicar que Nigeria se convierta en un estado islámico en el que se implante la sharia, el código de conducta de la ley islámica. Shekau, uno de los terroristas más buscados del mundo y miembro de Boko Haram, en un vídeo difundido recientemente instaba a las jóvenes nigerianas a dejar la escuela para casarse.

Algunas fuentes han afirmado que las niñas secuestradas podrían haber sido ya vendidas en países vecinos como Camerún y el Chad por tan sólo 12 dólares para ser esclavas sexuales o para casarse por la fuerza. Por su parte, el presidente del país ha pedido ayuda internacional para tratar de localizar el paradero de las jóvenes y detener a los secuestradores islamistas, pero los nigerianos están muy descontentos a causa de la pasividad mostrada por el presidente entorno al caso y acusan al gobierno de no haber actuado como debería para frenar el terrorismo en la parte norte de Nigeria. Rupert Colville, portavoz de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, por su parte ha advertido a los secuestradores de que la esclavitud sexual puede considerarse un crimen contra la Humanidad.

Vía: El País

Foto: Enriquecardova

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...