‘Niños feroces’, lo nuevo de Lorenzo Silva

En una época donde las redes sociales y los microblogging dominan la comunicación, Lázaro, un joven de 23 años y aprendiz de escritor, siente una profunda frustración al no poder componer una historia larga. Este es el punto de arranque que entremezclará la vida y las inquietudes del propio Lázaro con las del protagonista (real) de su novela: Jorge. Auspiciado por su mentor, el joven se sumerge en el periplo vital de un voluntario de la División Azul que, llevado por ideas anticomunistas, combate en las Waffen-SS, cuerpo de combate de élite del partido nazi, por la defensa de Berlín. De este modo, Lorenzo Silva se enzarza en una historia que recorre 75 años de historia, desde julio de 1936 hasta junio de 2011.

Niños feroces abarca 75 años de Historia.

Silva, autor de La flaqueza del bolchevique (1997), La niebla y la doncella (2002) o El alquimista impaciente (2000, Premio Nadal) realiza en Niños feroces (Destino, 2011) una doble reflexión: aquella que tiene que ver con la creación (Walter Benjamin, Jorge Semprún o Günter Grass son algunos de los maestros de Lázaro) pero, sobre todo, la que gira alrededor de un mundo donde los jóvenes padecen las guerras más que nadie, arriesgando su vida en contiendas globales mientras los artífices de las mismas no corren riesgo alguno. De este modo, junto con la II Guerra Mundial, se habla de la guerra de Libia o la de Irak. En definitiva, los verdaderos protagonistas del libro son esos jóvenes soldados que ven perder su inocencia y sus  ‘nobles’ ideales, por los que supuestamente quieren luchar.

Según explica el propio autor en una entrevista con El Mundo, el germen de la novela surgió al encontrar por casualidad en ABC la esquela de un español que perteneció a las Waffen-SS. A partir de este hecho aislado, Silva articuló una historia de múltiples vértices y un vasto trazo temporal que le llevó tres años de documentación y escritura. El resultado, una novela de aventuras que al mismo tiempo se significa como un riguroso trabajo histórico, huyendo de lo que Lorenzo Silva llama en su blog “Fantastoria”. Esto es, utilizar la Historia de manera interesada y manipularla al antojo de la trama y los personajes.

Paralelamente a las peripecias de los personajes, Niños feroces denuncia los estragos de la guerra y las tragedias que se derivan. Porque, tal y como explica el autor en su blog, “no estamos hablando de vergüenzas pretéritas“.

Niños feroces ya está disponible en formato E-book por 9.90 euros;  y 19.90 en su edición impresa.

Foto autor por Joan Tomás en Wikipedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...