Netflix se pone firme y opta por no ir al Festival de Cannes

Los problemas entre Netflix y el Festival de Cannes continúan ahora que el servicio de streaming anuncia que no participará.

Netflix en Cannes

Netflix ha decidido ser orgullosa y dar la espalda al Festival de Cannes después de que hace unos días se anunciara un cambio en las normas que de manera automática eliminaba las candidaturas que tenían sus películas en distintas categorías de premios. Desde el festival mencionaron que solo permitirían que participaran en los premios aquellas películas que tuvieran un estreno previsto en los cines franceses, pero aseguraron que las obras producidas por Netflix se podrían mostrar al público y los especialistas en los distintos pases que se organizaran.

Ahora desde las oficinas de Netflix confirman que si no hay participación en los premios tampoco habrá exposición de sus películas, porque tal y como ellos mismos dicen, no hay motivos para ir a Cannes. La decisión es firme y demuestra una vez más que en Netflix no trabajan a medias tintas.

Dicen desde Netflix que ellos aman el festival y que lo consideran una gran experiencia para los amantes del cine y las personas que trabajan en esta industria. Pero les molesta que la directiva del festival haya querido darle protagonismo a la forma en la que se distribuye el cine en vez de concentrarse en las películas en sí mismas.

Por otro lado, Netflix parece que no tiene tanta culpa de lo ocurrido en términos globales. En el pasado año 2017 se permitió que varias películas del servicio de streaming participaran en los premios y los resultados fueron buenos. A los asistentes les entusiasmó la oportunidad de ver en una pantalla de cine films como The Meyerowitz Stories y Okja que de otra manera no se habrían visto. El director del festival habló con Netflix con la intención de convencerles para que llevaran sus películas a los cines franceses y que así todo el mundo estuviera contento.

Pero cuando Netflix negoció para llevar sus films a las salas se encontró con unas leyes que no les han gustado nada y que les impiden cumplir con lo que esperaba que pasase la cúpula del festival. Dicen desde Netflix que las leyes de Francia prohíben que las películas que pasan por los cines estén disponibles en servicios de streaming durante un periodo de 3 años. Y por supuesto, Netflix no puede tirar por tierra una producción para dejarla en la nevera durante tres años, dado que no es parte de su filosofía de trabajo.

En general desde Netflix se argumenta que el mundo del cine todavía no ha llegado a entender los nuevos modelos de distribución, al menos en países como Francia. Es necesario comenzar a adaptarse a otras formas de actuación y de distribución. Empresas como Netflix o HBO han demostrado que con sus presupuestos pueden rodar películas dignas de verse en una sala de cine sin que sea necesario que los espectadores paguen entrada, dado que se crean para su consumo digital en streaming. Y esto es algo que cada vez va a estar en mayor tendencia, al menos hasta que llegado el día se produzca un pequeño explote de la burbuja del streaming. Pero lo que quedará después de esto será una muy válida forma de distribución que la industria debería absorber cuanto antes para poder darle la cobertura que necesita.

Netflix no va a Cannes

El problema es que el tópico de las producciones directas a vídeo o para televisión, que de siempre han tenido un nivel de calidad reducido, está demasiado arraigado. Netflix lucha a diario con nuevos estrenos que demuestran que su modelo de negocio es paralelo al del cine, pero que no por ello sus películas deben separarse de las que llenan las salas. Es otra forma de compartir con los espectadores una producción, una historia, una película, pero a fin de cuentas todo termina siendo lo mismo: una obra artística creada por y para el disfrute del público.

Aún queda esperanza de que el Festival de Cannes entienda la situación y vea que están cometiendo un error con esta imposición a la que claramente han llegado debido a la presión de las salas de cine y las demás distribuidoras. Es posible que para ello ya haya que esperar a 2019, dado que la relación ahora mismo es tensa y sensible, pero al menos esperamos que la posición del streaming en los festivales se solucione, porque tanto esta productora como otras entidades vinculadas a este tipo de distribución tienen mucho que ofrecer al mundo del cine.

El Festival de Cannes, que se desarrolla en Francia, es una de las citas más importantes vinculadas al mundo del cine y siempre ha sido testigo de la presentación de obras que han dejado huella. Para Netflix lo ideal sería poder seguir compitiendo en las distintas categorías con sus películas más profundas y cuidadas, obras para las que están contando con la participación de actores y directores de renombre que les han dado mucha caché entre los espectadores.

Foto: jgryntysz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...