Miles Davis, un mito irrepetible

Innovador hasta alcanzar la categoría de único, Miles Davis fue al jazz lo que Camarón al flamenco o Bob Dylan al folk. Rememoramos su figura y algunos de sus más destacados trabajos, entre los que destaca el mítico ‘Kind of Blue’. Y es que en septiembre de 2011 se cumplirán ya 20 años de su fallecimiento.

La mirada profunda de Miles Davis

Falleció hace diecinueve años, en septiembre de 2011 se celebrará veinte años de su muerte y las melodías de su trompeta seguirán desprendiendo lágrimas. El tiempo pasa rápido, tanto que casi no te das cuenta. Cuando murió, algunos todavía éramos niños que apenas entendíamos el mundo. Un poco más mayores, cuando adquirimos cierta conciencia de lo que pasaba a nuestro alrededor, comenzamos a saborear la música. Sin embargo, no supimos de verdad qué era este arte hasta que no lo escuchamos a él. Por eso, si tus oídos nunca han percibido sus notas, probablemente no sepas qué es la Música, con mayúsculas. Me refiero a Miles Davis, uno de los iconos musicales más aclamados de todos los tiempos y uno de los músicos más geniales que jamás haya existido nunca.

Hace no mucho me regalaron un disco de Miles Davis y lo primero que me pregunté fue: ¿por qué no habré tenido antes esta grabación? Es maravillosa. Entonces, empecé a indagar y encontré más y más. Miles Davis no es sólo un icono musical es la personificación de la evolución de la música contemporánea. Su jazz pasó del clasicismo, a la vanguardia, pasando por la fusión. Algunos dicen –los puristas– que en la mezcla está el demonio, pero otros muchos consideran que para innovar es necesario la combinación de varios elementos. Éstos, por sí mismos, tienen un sentido único e indisoluble, pero relacionados dan lugar a otro completamente distinto, aunque identificable con sus raíces. Miles Davis fue al jazz lo que Camarón al flamenco, o Bob Dylan al folk.

Entre los discos más importantes que podemos hallar en la discografía de este artista único destacamos los siguientes: Birth of the cool (1949), Blue note (1952-1953), la banda sonora de la película de Louis Malle, L’ascenseur pour l’echafaud, traducido en castellano como Ascensor para el cadalso (1958), Sketches of Spain (1959), Kind of blue (1959), In a silent way (1968), Filles de Killimanjaro (1968) Bitches Brew (1969). Como puedes ver, su discografía es muy prolífica, llegando a grabar hasta cinco discos en un mismo año.

Miles Davis actuó con los más grandes intérpretes de Jazz de la historia. Por ejemplo, Kind of blue fue grabado con figuras de la talla de Bill Evans y John Coltrane. Este disco, con sólo cinco temas, está considerado como el mejor trabajo de Jazz de todos los tiempos. Y es que Miles Davis era mucho Miles Davis.

Foto: cdcovers/miles davis/tutu.jpg por exquisitur en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...