México aprueba la Ley de Periodistas

El 1 de septiembre de 2010 fueron encontrados los cuerpos de las periodistas Marcela Yarce Viveros y Rocío González Trápaga, periodistas méxicanas asesinadas a manos del crimen organizado.

Las graves alarmas ya la anticipaban. El casi centenar de informadores asesinados a manos del crimen organizado en México, obliga a su gobierno a aprobar la Ley que protege a defensores, defensoras y periodistas. La llamada Ley de Periodistas federaliza los delitos contra periodistas en aquellos casos en que las mismas autoridades estatales lo soliciten o, bien, a petición de la víctima u ofendido, y cuando el sujeto activo del delito sea un servidor público local. De esa forma, quita a las fiscalías estatales las facultades para investigar los delitos contra la prensa, y otorga al Gobierno federal la obligación de garantizar los derechos de los periodistas.

Amnistía Internacional declara: “es también crucial que las autoridades entiendan que sus responsabilidades no se limitan al establecimiento de un mecanismo de protección. La impunidad ante amenazas, ataques y asesinatos de defensoras y defensores de derechos humanos y periodistas, continúa siendo uno de los mayores retos para la mejora de la seguridad de estos fundamentales actores sociales. En este sentido, es necesario que se comiencen a trabajar medidas concretas”.

El pasado 30 de abril, la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas fue aprobada por la Cámara de Diputados, una vez ratificada por el Senado. El gobierno de México debe firman y publicar dicha ley para que entre en vigor y lo que es más importante, para que los profesionales puedan trabajar de una forma más segura sin reparo a que bandas terroristas coharten la libertad de expresión y el derecho a la información de su país. Y es que, la reforma no sólo se aplicará a los profesionales del medio sino a todas aquellas personas a las cuales se les puedan incapacitar dichos derechos.

Esta medida ha alegrado a Amnistía Internacional que muestra la acción como un ejemplo positivo para lograr avances importantes en lo que respecta a derechos humanos. Además, la organización considera fundamentales los avances de las autoridades para terminar con la impunidad recurrente por estos crímenes.

Darío Ramírez, de la organización Artículo 19 señaló: «Nosotros hemos intentado por todos los medios dar a conocer cada que sucede una agresión contra algún periodista y la cobertura ha ido aumentando pero desde mi punto de vista ha sido muy pobre, entonces no hay que confundir la competencia informativa con la solidaridad y confianza entre el gremio».

Todo esto es un grito a la desesperación de muchos periodistas mexicanos que ven a su país como el más peligroso de América para ejercer la profesión, con 81 informadores asesinados desde comienzos de siglo, según números de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Sólo el pasado mes, se verifican ocho muertes de profesionales de la comunicación.

Fuentes / Amnistía Internacional ; wradio

Foto / Eneas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...