Mejores formas para prevenir el alzheimer entre emprendedores

Hay distintos consejos que podemos aplicar, así como prácticas saludables que nos alejarán del alzheimer.

people-2557399_1280

Como emprendedores es posible que muchos de vosotros penséis que os gustaría trabajar todo el tiempo que podáis a lo largo de la vida. Obviamente, no al mismo ritmo en el que lo hacéis ahora cuando sois jóvenes, pero sí manteneros activos de una manera en la que se mantienen personas como, por ejemplo, Amancio Ortega, que sigue muy activo incluso después de haber alcanzado el éxito mundial.

Para que podamos hacer esto lo que necesitamos es estar sanos y no sufrir ninguna enfermedad que pueda limitar nuestro rango de acción, decisión y capacidad de razonamiento. Por eso una de las enfermedades de las que más escapamos es el alzheimer, el cual tememos de forma enorme, porque todos sabemos los efectos que produce en las personas que lo sufren. Es obvio que nadie quiere sufrir alzheimer, ni emprendedores ni trabajadores, por lo que resulta fundamental que conozcamos algunos consejos que nos pueden ayudar a alejarnos de esta enfermedad lo máximo posible.

Comer bien

Todo lo que nos rodea en la vida puede influir en que podamos llegar a sufrir esta enfermedad, aumentando o reduciendo nuestras posibilidades de ello. Por eso es importante que, aunque no sepamos qué ocurrirá en el futuro a ciencia cierta, al menos intentemos reducir los riesgos. Y esto significa que, por ejemplo, tendremos que adoptar una alimentación más saludable de la que posiblemente estemos haciendo hasta ahora. Para ello tendremos que reducir o eliminar el consumo de comida rápida o de alimentos que aumenten el colesterol, comer más vegetales, fibra y pescado azul, esto último en volúmenes de al menos dos ocasiones a la semana. Por el contrario, tendremos que intentar reducir el consumo de carne roja y eliminar en la medida de lo posible los fritos y alimentos de origen industrial.

También es preferible evitar bebidas azucaradas y alimentos con grasas saturadas. El exceso de sal tampoco es positivo, mientras que es recomendable que dejemos de beber alcohol y que optemos por el agua, la cual se recomienda en grandes cantidades.

Hacer actividades cognitivas

Una de las peores cosas que podemos hacer es repetir las mismas tareas cognitivas de forma repetida a lo largo de nuestra vida. Es decir, por mucho que hagamos sudokus todos los días, esto no va a asegurarnos de que no vamos a tener este tipo de problemas en nuestro cerebro. El motivo de ello es que estamos haciendo tareas a las que nuestra cabeza se ha acostumbrado y que no le suponen un desafío más allá de lo que podamos imaginar. En lugar de ello, lo que tenemos que hacer es apostar por introducir nuevos retos en nuestro día a día. Lo haremos, por ejemplo, aprendiendo cosas nuevas. Para ello buenas recomendaciones son aprender a tocar música con distintos instrumentos o aprender nuevos idiomas. La lectura también es algo que ayuda a desarrollar un fuerte componente cognitivo, sobre todo si leemos libros que hagan pensar.

Deporte

Cuando hacemos deporte estamos favoreciendo la salud cardiovascular y la salud neuronal. Esto evitará que suframos enfermedades de distintos tipos y que también podamos mantenernos más alejados del alzheimer. Distintos estudios indican que gracias a la práctica del deporte vamos a poder desarrollar neuronas adicionales y aumentar las defensas del tejido cognitivo, lo que retrasaría la aparición de este tipo de enfermedad. Dentro de las recomendaciones se incluye que practiquemos actividades que cubran necesidades diversas, como la flexibilidad, la musculación, el equilibrio, la fuerza o la resistencia. Hay muchas maneras de hacerlo.

dumbbells-2465478_1280

Podremos mejorar la flexibilidad con el yoga y poner en forma nuestros músculos con ejercicios de pesas. Tendremos un beneficio general caminando, corriendo, yendo en bicicleta o practicando deportes de pelota como el fútbol o el baloncesto. Y los días en los que no tengamos tiempo para salir o hacer algo más profundo, será recomendable que busquemos la manera de hacer deporte en nuestra propia casa. Para ello desde la limpieza del hogar a buen ritmo hasta el lavado del coche, jugar con los niños a algo activo o subir y bajar las escaleras. A veces hasta en las acciones más sencillas podemos encontrarnos con posibilidades de hacer ejercicio de una manera sencilla. Y si no dejamos de hacer ejercicio ningún día, estaremos aumentando mucho nuestras defensas y posibilidades de alejarnos de esta enfermedad de la que hablamos.

Descansar

Hay muchos beneficios de dormir bien, de una manera extensa y relajada. Entre ellos reducir la posibilidad de sufrir distintas enfermedades, contándose el alzheimer entre estas. El motivo de ello es que nuestro organismo realiza procesos mientras dormimos que eliminan sustancias tóxicas que pueden acabar afectándonos si no las atacamos de una manera adecuada. Uno de los ejemplos más claros nos lo encontramos en el amiloide beta, un tipo proteína que está relacionada con la aparición de la enfermedad de la que hablamos. Pero no es el único ejemplo, dado que hay muchos otros casos en los que dormir poco también es perjudicial. Por ello tenemos que intentar dormir una media de ocho horas y hacerlo de manera relajada para asegurarnos de que nuestro organismo disfruta de un sueño reparador que nos proporcione todo lo que necesitamos.

Hábitos saludables

Tenemos que intentar estar sanos y esforzarnos todo lo posible para que esto no cambie. Antes hablábamos de comer de una manera saludable y hacerlo siguiendo unos consejos específicos. Ahora lo que os decimos es que también tenemos que tratar de tener nuestra salud arterial bajo control para que no se dispare y no llegue a extremos nocivos. Además, es importante que hagamos todo lo posible para no caer en la diabetes, lo que significa no abusar de los dulces y alejarnos todo lo posible de problemas de obesidad. En el caso de que ya seamos diabéticos, nuestra prioridad tendrá que ser mantener la enfermedad controlada en unos niveles convenientes que no vayan a pasarnos factura a lo largo de los años.

salad-2756467_1280

Por otra parte, si tenemos hábitos nocivos, como el consumo de alcohol en exceso o el tabaco, lo mejor será que busquemos la forma de desengancharnos de ello para dejar de dañar a nuestro cuerpo con estas prácticas abusivas que no le aportan nada bueno. Y hablando del tabaco, lo que también es recomendable es que tratemos de eliminar las ocasiones en las que somos fumadores pasivos. De esta manera estaremos proporcionando a nuestro cuerpo un descanso y un impulso importante para mantenerse saludable.

Socializar es importante

Volviendo a la importancia de que nuestra mente se mantenga activa y en constante estimulación, no podemos olvidarnos de lo fundamental que es que socialicemos. Al salir con los amigos o mantener conversaciones con otras personas estaremos absorbiendo conocimiento, opiniones y participando en charlas estimulantes que ayudarán mucho a nuestro cerebro. El poder de la socialización es elevado y tenemos la suerte de ser uno de los países que mejor saben socializar, por lo que nos tenemos que aprovechar de ello. Como decíamos, todos los recursos de los que podamos hacer gala a la hora de alejar el alzheimer de nosotros, serán bienvenidos. De esta forma nos mantendremos sanos e intentaremos vivir la máxima cantidad posible de años sin sufrir ningún problema neurológico que nos pueda afectar y que nos pueda reducir nuestra capacidad intelectual.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...