Más detalles sobre el 'Bachillerato de Exigencia' de Aguirre

Si algo tiene la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, es un empeño absoluto en llevar a cabo aquello que dictan sus convicciones. Como era de esperar, el polémico ‘Bachillerato de Excelencia’ no ha sido una excepción. No obstante, y tal y como se desprende del titular de este artículo, ha optado por rebautizarlo como ‘Bachillerato de Exigencia’, un matiz que varía un mundo parte las connotaciones de la propuesta. Y es que Aguirre se ha dado cuenta de que la anterior denominación sonaba a premio, por lo que ha insistido en que «van a tener los mejores profesores» pero también «van a tener más exigencia», y en que se trata de un itinerario dirigido a los alumnos «que quieren dedicar más tiempo a estudiar, a aquéllos que están volcados en el esfuerzo, el mérito y el estudio«. «Por tanto, no es que les vayamos a regalar nada, el problema es que los socialistas confunden la excelencia con el elitismo, y se creen que es un privilegio el que haya un IES de Excelencia», ha querido rematar para despejar cualquier duda en declaraciones reflejadas por Europa Press.

Por el momento, ya se sabe dónde se va a impartir la experiencia «piloto» de este nuevo bachiller. El centro escogido es el IES San Mateo, «un instituto muy céntrico» que ahora mismo no imparte clases en secundaria y bachillerato por alojar a los alumnos del CEIP Isabel la Católica, cuyo centro está en obras. Emocionada con la idea, Aguirre ya ha ideado cómo quiere que sea la selección del profesorado, en la que quiere que intervengan también las universidades. De momento sólo el San Mateo llevará a cabo esta iniciativa, aunque Aguirre ha recalcado que «pretende servir de ejemplo y de estímulo para la creación de grupos de especial exigencia en todos los IES públicos que lo deseen«.

Esperanza Aguirre / Foto: Getty Images

El «dogma» de la «igualdad de resultados»

Consciente del revuelo que ha causado su Bachillerato de Exigencia, la presidenta madrileña ha respondido a unas críticas que han tenido como principal portavoz al PSOE. En ese sentido, ha declarado que el «dogma socialista más arraigado y más perjudicial de todos es que la educación debe ser un instrumento para lograr, no la igualdad de oportunidades, sino la igualdad de resultados«. En su opinión, sus gobiernos han erradicado la cultura del «estudio, el esfuerzo, el mérito, la persecución de la excelencia y la autoridad del profesor» con el objetivo de «lograr una sociedad igualitarista donde nadie pueda distinguirse por su talento, por su tesón o por su esfuerzo».

Aunque hay quienes apoyan centrar esfuerzos en quienes muestran una mayor predisposición para los estudios, e incluso defienden que ello puede incentivar al conjunto del alumnado, también hay muchas voces que se mantienen críticas al Bachillerato de Exigencia. La mayoría de sindicatos e izquierda política coinciden en la posible frustración que puede generar entre el alumnado que se sabe incapaz de llegar a lo exigido por el nuevo intinerario. «Es un criterio de elite y puede haber más de cien alumnos muy aplicados. El resto, o se les condena la frustración o sencillamente es una propuesta que no tiene salida», cuenta también para Europa Press el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Ángel Pérez.

El nuevo itinerario también ha puesto en tela de juicio el sistema en general.  «Lo lógico es que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid hiciese un plan para toda la educación y contemplar no sólo a los más aventajados sino a todos en su conjunto, para sacar un mayor rendimiento», ha señalado Carlos Sanz, del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Madrid (STEM), para la misma agencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...