Más de 300 bomberos asistieron la noche de la ‘Cremà’ fallera

Anoche el fuego redujo a cenizas los 764 monumentos durante la noche de San José. Así se cerraba esta nueva edición de Fallas, visitadas en esta ocasión por más de dos millones de visitantes.

Cinco días falleros que se han podido disfrutar con buenas temperaturas a excepción de ‘La Cremà’, una noche que la lluvia logró respetar aunque no así el frío.

Con un presupuesto cercano a los nueve millones de euros, los monumentos falleros ardieron en honor a San José, patrón de la ciudad, en una ‘cremà’ asistida por cerca cerca de 350 bomberos repartidos por distintos puntos de Valencia. Un amplio amplio dispositivo al que se sumó policía, protección civil y Cruz Roja y que permitió que los cinco días de fiesta se cumplieran sin percances.

Cinco días que culminaban anoche tras ritual fallero de la quema y que comenzaban por las fallas infantiles. Las pequeñas despedían su reinado entre lágrimas y, a partir de medianoche, lo hacían las más mayores. Las tradicionales sátiras hechas monumentos que ironizaban sobre la corrupción, la crisis, los recortes y los personajes famosos desaparecían para abrir un nuevo ciclo, las Fallas del 2013.

Entre las últimas en desaparecer se encontraba la falla de Nou Campanar, sátira del artista Miguel Santaeulalia sobre la crisis económica de una familia de nobles de la Inglaterra victoriana, y que recibió el primer premio de la Sección Especial. Sin embargo, la que cerraba definitivamente la fiesta era la de la Plaza del Ayuntamiento, homenaje al centenario de la primera revista fallera y al trabajo de los artistas y titulada ‘Pensat i fet’.

Uno de los pocos que no sucumbieron a las llamas fue el ‘ninot indultat’, por votación popular, que bajo el título ‘Más difícil todavía’ tenía como protagonistas a unos payasos, una chica con un chimpancé y la mona Chita; y el de sección infantil, obra de Joan S. Blanch para la falla Na Jordana que representaba a unos falleros en plena procesión a la Virgen de los Desamparados.

El resto, seguían su tradicional destino hasta última hora de la madrugada de hoy, donde los bomberos participaron activamente. Especialmente en 95 fallas declaradas este año como de necesaria protección.

Pero no sólo se seguía este ritual en la capital del Túria. Otras localidades como Burriana, Benicarló y la Vall d’Uixó también finalizaban su particular fiesta.

En Burriana, la jornada del día de San José ha sido doblemente intensa dado que también se ha celebrado una ofrenda a la Virgen de la Misericorida, en la que no han faltado las reinas falleras, Aida Bort y Carla Valero. En Benicarló, el último día de fiesta comenzaba con una misa en honor a San José, seguida por una ‘mascletà’ a cargo de Pirotecnia Tomás y, ya por la noche, tras arder las fallas infantiles, la falla Benicarló cerraba la ceremonia del fuego, como ganadora de 2012. En la Vall d’Uixó, también se terminaba la fiesta y, tras la ofrenda se prendía la falla l’Ambient, la triunfadora de este año.

Aunque no es la única fiesta que se ha acabado. La Comunidad Valenciana cerraba una semana completa de eventos y la Magdalena de Castellón también tocaba a su fin. Tras la cifra récord de 175 mil personas que participaron en la tradicional ‘Romeria de les Canyes’, las luces de las gayatas se apagaban un año más y un espectacular castillo de fuegos artificiales daba por cerrada su fiesta.


Un mismo final, dado que en Valencia también tiene por ritual el acabar con un gran castillo, que no fue retransmitido por televisión local. La ‘Nit del Foc’ encendió las calles de Valencia pero no las cámaras de Radio Televisión Valenciana (RTVV).

Tras 23 años retransmitiendo bajo un amplio despliegue la cremà, el pasado lunes por la noche la audiencia valenciana sólo pudo ver la película de ‘Harry Potter y el cáliz de fuego’. Y es que, por primera vez, la cadena pública tuvo que anular la retransmisión del final de las fiestas ya que la dirección de la cadena no había llegado a un acuerdo con el comité de trabajadores.

El comité había convocado dos huelgas parciales para la mascletà del domingo y para las horas que dura la quema de monumentos por el expediente de regulación de empleo (ERE) que el ente público tiene programado y que puede afectar hasta a dos tercios de la plantilla.

Vicent Mifsud, miembro del comité de empresa de RTVV, delegaba la culpa en la dirección alegando que había tenido «toda la semana pasada para reconsiderar la huelga” pero que «no hicieron ningún esfuerzo”. La empresa, por su parte, pedía disculpas por una situación a la que calificaba de “injusta y desproporcionada” ya que supone la privación de “uno de los momentos más emotivos y arraigados de la cultura de la Comunidad Valenciana”. También expresó que su voluntad había sido conciliar “tanto el derecho de huelga de sus empleados como el derecho a la información de un acontecimiento que alcanza relevancia internacional”.

Al final, la huelga de trabajadores de RTVV, que se llevó a cabo entre las 22.00 y las 02.00 de la madrugada, dejó a la programación de la cadena pública sin la retransmisión del final de las fiestas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...