Marruecos riñe a la Eurocámara

El ministro de exteriores marroquí Fassi-Fihri cumplió su palabra de comparecer en la eurocámara, pero ningún signo de remordimiento salió de sus palabras. Ante las duras críticas de las euroseñorías, el ministro marroquí les respondió negando cualquier tipo de incriminación, esquivó las demandas de transparencia y rehusó las peticiones para visitar el territorio.

Los europarlamentarios esperaban ayer con ansias al ministro marroquí de Asuntos Exteriores Taieb Fassi-Fihri. Aguardaban su llegada con baterías de críticas, preguntas claras y acusaciones para que el mandatario diera cuenta de los sucesos ocurridos hace tres semanas en El Aaiún. Y Taieb Fassi-Fihri cumplió su palabra de comparecer en la eurocámara, pero ningún signo de remordimiento salió de sus palabras. Ante las duras críticas de las euroseñorías, el ministro marroquí les respondió negando cualquier tipo de incriminación, esquivó las demandas de transparencia y rehusó las peticiones para visitar el territorio.

Grupo de manifestantes en una zona ocupada próxima al Aaiun

Fassi-Fihri aseguró que «el campamento fue desmantelado de forma pacífica» y atacó a la prensa española, acusándola de manipular los acontecimientos. Dijo que la sociedad española tiene «complejo de culpa» por la mala descolonización del proceso de Madrid» y sentenció que se habían usado las palabras «con demasiada ligereza» en el Parlamento Europeo y en los medios de comunicación. En cuanto a eso argumentó que en ningún momento hubo ocupación del territorio saharaui y aseguró que los europarlamentarios estaban usando palabras que eran «pura propaganda».

El mandatario marroquí defendió la negociación con el Polisario como la única alternativa viable para encontrar una respuesta al conflicto. Pero exigió una negociación sin condiciones previas, sin celebraciones de referéndums, dado que, según Marruecos, «no hay censo», de forma que los dirigentes del país sólo se plantean una solución que no tenga nada que ver con la independencia.

Amnistia Internacional aún no ha elaborado su informe sobre los hechos ocurridos durante el desmantelamiento del campamento de El Aaiún por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes. Aún así, Donatella Rovera, investigadora de la organización, regresó el martes de la capital administrativa del Sáhara Occidental, reafirmando que «casi todos los detenidos del El Aaiún fueron apaleados con mayor o menor intensidad».

Foto: Saharauiak en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...