Manifestación en solidaridad con Garzón

El caso del juez Baltasar Garzón parece confirmar aquello de que nadie es profeta en su tierra. Así lo creen los miles de partidarios que tiene el magistrado en toda España y que anoche acudieron a la Puerta del Sol para manifestarse en contra de la sentencia del Tribunal Supremo que le condena a 11 años de inhabilitación, una multa y el pago de los costes del juicio. Los manifestantes consideraban los diversos juicios que se han venido celebrando contra Garzón como una campaña de desprestigio ad hominem para acabar con la carrera del célebre juez, que labró su trayectoria gracias a casos como el de los GAL -cuya labor fue vital en su resolución-, así como también diversas operaciones contra el narcotráfico, investigaciones de gran calado en el entorno de ETA e incluso en el mismo caso Gürtel que finalmente se ha cobrado un particular trofeo en su propia figura.

Los congregados en Sol no han dudado en calificar de ‘juicios de la vergüenza’, los procesos que aún tiene abiertos el magistrado, quien ya ha manifestado su rechazo a la sentencia. ‘Rechazo frontalmente la sentencia que me ha sido notificada en el día de hoy’ anunciaba Garzón. ‘Lo hago por entender que no se ajusta a derecho, que me condena de forma injusta y predeterminada. (…) Acudiré a las vías legales que correspondan para combatirla y ejerceré todas las acciones que sean pertinentes para tratar de paliar el perjuicio irreparable que los autores de esta sentencia han cometido.’ concluía el juez.

Al caso de Garzón se le añade además lo paradójico del hecho de que el más destacado de entre los dirigentes políticos imputados por Gürtel, el expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, resultara finalmente declarado no culpable en una polémica sentencia que dividió al jurado popular que lo juzgaba, resultando finalmente emitido el veredicto por cinco votos contra cuatro, la mínima opción aceptable para esta decisión en un juicio en cuyas pruebas se apreciaban signos evidentes de camaradería y compadreo entre los cabecillas de la trama corrupta y el entonces presidente valenciano.

La suma de ambos hechos ha crispado aún más los ánimos de una sociedad duramente azotada a causa de la crisis económica y que reivindica más transparencia y más democracia. ‘Esto es una vergüenza internacional y es darle más razón a todo el mundo sobre la falta de democracia, sobre la inmadurez de este pueblo. De verdad, es terrible’ afirmaba con cierta indignación uno de los manifestantes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...