Los radares no aplican los márgenes de error establecidos por ley

Parece que el afán recaudatorio impera en la DGT, algunas Comunidades Autónomas y en algunos ayuntamientos, se han estado imponiendo sanciones excesivas por radares que no aplican los márgenes de error establecidos por ley. Ahora una sentencia obliga a reducir una sanción, sirviendo de precedente para otros casos.

Sancion por radar de tráfico

AEA (Automovilistas Europeos Asociados) denunciaba desde hace 5 años que existían irregularidades a la hora de sancionar los excesos de velocidad recogidos por los radares de la DGT, la Generalitat de Cataluña, el Gobierno Vasco y más de una docena de ayuntamientos. La Ley de Seguridad Vial se había modificado hace cinco años con el propósito de evitar sanciones diferentes a hechos iguales, pero según AEA, parece que este cambio en la legislación no debió gustar y se decidió interpretar erróneamente la nueva Ley de Tráfico en perjuicio de los conductores, no aplicando los márgenes de error establecidos en la Ley de Metrología.

La actividad de los radares ha sido frenética, basta con decir que el radar más activo ha formulado en sólo 1 año más de 18.000 denuncias por exceso de velocidad, una de cada cuatro tenían pérdida de puntos. Los radares no aplican los márgenes de error establecidos por ley, pero ahora esto puede cambiar, una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 16 de Madrid ha anulado una multa de velocidad de 300 € y 2 puntos de este radar tan activo, la razón es que no se aplicaron correctamente los márgenes de error que se han establecido por ley.

Esta es una sentencia que se suma a más de una cincuentena de sentencias repartidas por toda España por la misma razón y avala la denuncia realizada en 2010 por la organización de defensa de los conductores sobre el criterio sancionador de los radares de las comunidades y organismos antes citados. La sentencia obliga a cambiar la sanción que pasa de 300 a 100 euros, también evita la pérdida de los dos puntos del carné del infractor, hay que decir que circulaba a 121 km/h en una carretera cuyo límite estaba establecido en 90 km/h, pero la señal estaba en un lugar con dificultades de visibilidad.

La aseguradora no vio que se pudiera defender el caso tras desestimar Tráfico la alegación, sugirió al conductor que no continuara con el recurso porque no existía posibilidad de ser defendido ante los tribunales. Por fortuna el conductor recurrió a la AEA, cuando esta organización analizó el caso lo vio claro y procedió a plantear el recurso oportuno ante los tribunales por dos motivos, uno porque existían dudas sobre el correcto funcionamiento del radar y otro, por la sanción recibida, ya que estaba por encima de lo marcado por la legislación.

Por tanto, es importante que los conductores se asesoren con especialistas en la materia como por ejemplo la AEA, las aseguradoras parece que no quieren complicarse la vida y optan por no defender correctamente al asegurado, prueba de ello es esta sentencia. En estos años de crisis económica en los que ha imperado el recorte económico, se ha invertido más que nunca en radares, algo lógico ya que son una fuente de ingresos. No hay dinero para mejorar las carreteras, sustituir las señales verticales, eliminar los puntos negros, pero sí para comprar nuevos radares. Esto sólo puede hacernos pensar que lo único que el Gobierno persigue es recaudar dinero con la excusa de la seguridad vial.

Los conductores no pueden saltarse la ley a la torera, pero tampoco la DGT, los gobiernos autonómicos y los ayuntamientos que han querido interpretar a su antojo la legislación. Veremos si a partir de ahora se ciñen a la legislación a la hora de sancionar y se aplican los márgenes de error que establece la ley. Os recomiendo acceder a la página oficial de la AEA para conocer más detalles sobre la sentencia y los derechos que tienen los conductores.

Foto | M.Peinado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...