Los peculiares hábitos inversores de los españoles

Los españoles siguen considerando las viviendas el principal activo de inversión. Apenas el 7% del patrimonio familiar está invertido en otros activos financieros.

Businessman invest with digital tablet

Las familias españolas que vivieron la última gran crisis económica saben de sobra en qué consiste eso de apretarse el cinturón. Pueden esgrimir con autoridad moral que han superado periodos de fuertes dificultades a base de priorizar mucho sus gastos. Con todo, ello no implica necesariamente que sepan cómo invertir su dinero una vez que han conseguido ahorrar. Diferentes estudios han puesto de manifiesto que las inversiones de los españoles son muy poco rentables y ello se debe, en gran parte, a nuestro perfil profundamente conservador.

El español medio desconfía por sistema de todo lo que le ofrecen los bancos tras los poco edificantes sucesos ocurridos en la España precrisis (y que nos llevaron a ella, en cierto modo). La Encuesta Financiera de las Familias, elaborada por el Banco de España, muestra que cada familia española tiene, de media, un patrimonio valorado en 119.400 euros. Que nadie se eche a reír, el informe deja bien claro que en ese cálculo incluye la vivienda habitual, suponiendo este la mayor parte de la riqueza en muchos casos.

Lo llamativo de la encuesta es el dato de que cada familia apenas tiene invertidos 9.000 euros en productos financieros de todo tipo. Si tenemos en cuenta que en este cajón de sastre se incluyen los depósitos bancarios, que no presentan riesgo ninguno, es evidente que difícilmente podemos hablar de una cultura inversora en nuestro país. El 43% del dinero invertido por los españoles permanecería en depósitos o en efectivo. Cabe tener presente que apenas el 7,1% del patrimonio de los españoles estaría invertido y ello descontando cualquier deuda pendiente.

Esta situación contrasta sobremanera con el resto de Europa, en donde el alquiler es una fórmula mucho más extendida y que permite destinar más dinero a otros activos. El 82,6% de las familias españolas cuentan con una vivienda en propiedad (incluyendo las adquiridas mediante hipotecas), una cifra solo superada por Noruega (y por las ayudas públicas). En Alemania, por ejemplo, este porcentaje cae al 52,6%. La vivienda sigue siendo la inversión preferente en España.

Vía: Cinco Días.

Foto: © baranq

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...