Los mercados europeos cierran abril con un balance positivo

, los índices europeos terminan un mes en positivo, rozando aumentos que han llegado a rozar el 4 por ciento.

Después de las tensiones ligadas a la crisis de la deuda, el aumento del paro en los países periféricos y las constantes tensiones ligadas al rescate de Irlanda y Portugal, los índices europeos terminan un mes en positivo, rozando aumentos que han llegado a rozar el 4 por ciento. En nuestro país, el IBEX 35 ha experimentado un crecimiento del 2,85%, mientras que el Euro Stoxx ha alcanzado una cota del 3,45. Entre los más valorados, el Dax, que ha superado los 7.500 puntos, alcanzado cotas máximas en tres años.

Las últimas sesiones han pasado sin pena ni gloria en los parqués del Viejo Continente, aunque con leves dinámicas alcistas. Los sólidos resultados del sector tecnológico se unieron al aliento alcista impulsado por las declaraciones del Bernanke, presidente de la Reserva de Estados Unidos (Fed), augurando que la recuperación de Estados Unidos no sería la esperada. En las últimas sesiones, el parqué español la contracción alcanzó los 4.512 millones, 2.425 de los mismos correspondientes a Telefónica, que repartirá un dividendo de 0,75 euros por acción a partir del 6 de mayo.


En los últimos días del mes, la renta variable sufrió una evolución más o menos estable. El Ibex se impulsó un 0,10% y el Euro Extoxx, un 0,20. Aun así, la tendencia general ha de los parqués europeos ha sido inestable, pues han llegado a registrar grandes sacudidas guiadas por la volatilidad de ciertos fondos y acusada por la crisis de la deuda soberana, un peligroso fuego avivado por las previsiones a la baja de las agencias de calificación.

De hecho, la crisis de la deuda ha sido el común denominador en los mercados europeos. La prima de riesgo de España ha cerrado el mes con 205 puntos básicos, aunque ha llegado a superar los 230. Uno de los momentos más delicados se produjo el día 20 de abril, cuando trascendió los rumores de refinanciación de la deuda griega. El país heleno filtró que necesitaría refinanciar su deuda por un importe de unos 200.000 millones de euros a lo largo de tres años. El debate hizo temblar los mercados de deuda pública, especialmente el heleno, que hizo temblar sus previsiones. El diferencial del país sobre Alemania ha escalado hasta los 1.290 puntos básicos, el bono a 10 años llegó a cotizarse hasta el 15,66% y el de a dos años llegó a superar la barrera del 20%.

Una dinámica que se ha extendido al restos de países periféricos. Portugal se vio obligado a pedir en Abril ayuda a la Unión Europea, con lo que su deuda cotiza al 9,64%, con una prima de riesgo que ha escalado hasta los 640 puntos. En el caso de España, la prima de riesgo ha sufrido altibajos, aunque se ha mantenido en los últimos días del mes alrededor de los 230 puntos básicos.

Foto: Wjfox2005 , Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...