Los Goya pierden 300.000 espectadores pero se mantienen líderes de audiencia

El morbo por el distanciamiento entre la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y el presidente saliente de la Academia del Cine, Alex de la Iglesia por la ya famosa Ley Sinde contra las descargas de internet, no fue suficiente para que la retransmisión de los Goya 2011 volviese a romper récords de audiencia. Ni si quiera el buen hacer del polifacético presentador, Andreu Buenafuente, fué suficiente para que la gala de anoche alcanzase los 4.656.000 espectadores que la siguieron el año pasado. La ceremonia de ayer, por contra, perdió más de 300.o00 espectadores y se quedó en 4.340.000, manteniéndose aún así, como el programa más visto del domingo, según datos de audiencia de Kantar Media.

Ni siquiera la gracia del conductor Andreu Buenafuente fue suficiente para alcanzar los récords de audiencia de la pasada edición de la ceremonia / Foto: Getty Images

Las especulaciones que algún miembro del colectivo de internautas Anonymous pudiera colarse en el Teatro Real también se fue desvaneciendo al quedar la posibilidad encerrada fuera del edificio. Las protestas contra el texto de parte de Anonymus, la legión de ciberactivistas que dicen luchar por la transparencia, la libertad de expresión y los derechos humanos, no se hicieron escuchar, y eso tampoco debió ayudar a subir la audiencia. En cualquier caso, la retransmisión de la gala contó, el año pasado, con un 26,4% de cuota de pantalla, una cifra que se redujo un 1% en esta edición, logrando un resultado del 24,4% (300.000 espectadores menos). Aún así, el evento se posicionó en 13,7 puntos por encima de la segunda opción en la misma franja de tiempo.

El minuto de oro tuvo lugar a las 23.31 horas, cuando la cuota media de pantalla subió a los 26,6% y 5.274.000 personas siguieron en casa el curso de la ceremonia. A pesar de haberse reducido los índices de audiencia en esta edición, no fue hasta el año anterior cuando la gala consiguió superar por primera vez los cuatro millones de espectadores, ganando 1,2 millones respecto al año 2009.

Fueron estos, los más de cuatro millones de espectadores, los que siguieron por La 1 de TV3 las bodas de plata de la ceremonia de los Goya, donde la película catalana Pa negre, dirigida por Agustí Villaronga fue la gran triunfadora de la noche llevándose nueve goyas de 14 candidaturas. El quinto galardón fue para Javier Bardem, quien dedicó la estatuilla a su mujer, Penélope Cruz, a su hijo, y a la célebre actuación de Luis Tosar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...