Los fabricantes de móviles intentan superar la crisis del mercado

Los fabricantes de terminales móviles tienen que adaptarse a la situación actual por medio del desarrollo de smartphones más económicos.

La crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto los problemas en los que se había metido el mercado de los móviles en los últimos años. Problemas que también podemos definir como callejón sin salida. Puesto que recientemente lo que habían hecho los fabricantes había sido ir aumentando los precios de la gama alta de forma progresiva hasta llegar a un punto en el cual eran inviables para la mayor parte de los bolsillos.

Los smartphones de gama alta alcanzaron un coste tan elevado que se convirtieron en productos de lujo demasiado costosos, sobre todo excesivamente caros como para plantearnos cambiarlos una vez al año. Y lo peor es que no solo las empresas más grandes y «caras» apostaron por este incremento de precios, sino que hasta marcas más modernas decidieron probar suerte con esta tendencia. Una corriente que acabó estrangulando demasiado a los usuarios hasta el punto de que estos ven pasar móviles y móviles sin tener la oportunidad de adquirirlos.

Por supuesto, la crisis económica que está generando el coronavirus ha conseguido convertir el problema en una auténtica catástrofe. En poco tiempo las marcas fabricantes se han encontrado con un elevado stock acumulado de unidades sin vender de sus modelos más avanzados. ¿El motivo? El público ha demostrado recientemente que ahora no tiene ningún interés en terminales smartphone tan caros. Las personas están usando su dinero para otros asuntos: para sobrevivir, para pagar facturas y suplir esos sueldos que faltan.

Pero al mismo tiempo, aunque las empresas saben que esta es ahora la realidad y que hay menos usuarios interesados en la gama alta y en terminales que cuestan incluso más de lo que vale el alquiler de su vivienda durante un mes, está claro que ellas también necesitan ingresos. Y para continuar haciendo negocio, porque eso es de lo que se trata, están modificando el enfoque que están realizando. Lo que han comenzado a hacer es fabricar móviles que reúnen los principales conceptos y tecnología de los terminales actuales, pero que se comercializan a un precio mucho más ajustado.

Así lo hemos comenzado a ver con Apple y su iPhone y con Samsung y sus Galaxy. Otras marcas están siguiendo los mismos pasos y han comenzado a desarrollar dispositivos de primera calidad y grandes prestaciones que permitirán a los usuarios estrenar móvil sin tener que preocuparse por el presupuesto. Y presumiblemente esta tendencia continuará no solo en 2020, sino también en el próximo año 2021.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...