Los colegios podrán prolongar el horario de comedor

Los colegios catalanes con más alumnos podrán modificar el horario escolar determinado por la Generalitat para poder hacer frente al gran número de alumnos que utilizan el comedor sin tener que destinar recursos extraordinarios.

Tras una nueva reforma del calendario y el horario escolar en Catalunya con la llegada de CiU al govern de la Generalitat, muchos centros catalanes se han encontrado con dificultades de tipo logístico para poder ofrecer sus servicios cumpliendo con la legalidad, en concreto, los centros de más de una línea (los que tienen un mayor número de alumnos) tienen problemas para organizar las comidas de sus alumnos por el elevado número de usuarios y el poco tiempo que tienen para comer.

Cada vez más niños utilizan el comedor escolar.

Cada año es mayor el número de familias que dejan a sus hijos en el comedor escolar y en el próximo curso, con menos tiempo entre la salida de la mañana (a las 12’30) y la entrada de la tarde (a las 15’00), los centros que tengan más alumnos van a tener dificultades para dar de comer a todos los niños. Esto es porque el aforo de los comedores es limitado y generalmente la comida se hace por turnos.

En este sentido, la consellera de educación Irene Rigau, ha explicado que estos centros van a poder poner en práctica una cierta flexibilidad horaria ya contemplada en el nuevo redactado de las normativas que rigen la educación en Catalunya. Así pues, con el fin de optimizar sus recursos, los centros de más de una línea podrán variar las franjas horarias que van de las 16 a las 17 horas para facilitar el horario de comedor. Es decir, podrán empezar antes el tiempo de comedor (a las 12 horas, como este pasado año) y prolongar el horario por la tarde (salir de clase a las 17 horas). Estas modificaciones, una vez aprobadas por el centro territorial correspondiente, tienen que ser aprobadas en último término por los consejos escolares de cada centro.

Dejar a los niños en el comedor del colegio es la única solución para muchos padres que trabajan y tienen un horario que les impide recoger a sus hijos, llevarlos a casa y prepararles la comida. En ocasiones se puede considerar que sería mejor que los pequeños comieran en casa, pero esto no es siempre posible. Para conseguir que los padres estén tranquilos con la alimentación que sus hijos reciben en el colegio, la mayoría de los centros cuenta con un equipo de dietistas y nutricionistas que elabora las dietas que siguen los niños de acuerdo a su edad y necesidades, poniendo especial atención en aquellos niños con problemas de alergias alimenticias o algún otro tipo de enfermedad (como por ejemplo los celíacos o los intolerantes a la lactosa).

Foto por AlbaGallardoGarcia en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...