Los ciclos económicos y las 100 vidas de Lazarus Long

El analisis de los ciclos económicos y sus causas es una de las herramientas más importantes para entender los beneficios y amenazas de la crisis para el sistema económico.

6567669_bfdfa17833minhaseconomias

Economia capitalista

Puesto a escribir un post sobre los ciclos económicos, me decidí a tomar  parte del título de un libro del conocido autor del genero ciencia ficción, Robert A. Heinlein, cuyo personaje central Lazarus Long, un sujeto pícaro, bribón y entrañable, capaz de vivir lo largo de 2.000 años de la historia humana reinventándose constantemente de maneras en muchos casos absolutamente sorprendentes; puede ser equiparable a la manera en loa cual actúa el sistema capitalista y la importancia de las crisis económicas para su solvencia.

¿Es importante que nos ocupemos del papel de las crisis en el sistema capitalista? Para empezar nos hallamos justo en el medio de una crisis, por ello es importante comprender el momento en que vivimos para a partir de ello conocer lo que podremos esperar más adelante. En mi condición de ávido lector de todo lo que me hallo en la blogosfera, he podido encontrar infinidad de interesantísimas, bienintencionadas y juiciosas aseveraciones sobre el fin del capitalismo global y su sustitución por un nuevo orden: más justo, más social y más humano. No es mi intención aguarle la fiesta a nadie pero creo que lo aseverado no es verdad y veamos porque.

Como bien saben los críticos radicales del sistema capitalista, los actores del mercado son impulsados por el motor de la obtención de beneficios, en ese esquema asumen decisiones correctas e incorrectas y las crisis dentro de ello son análogas a un sistema de selección darwiniano que elimina a los actores ineficientes y fortalece a los que mejor se adaptan al nuevo medio. En el proceso la totalidad del sistema toma conciencia de los errores pasados y crea mecanismos para evitarlos. Dicho sea de pasado la próxima crisis ocurre casi siempre por errores nuevos, aunque también hay habrá algunos recurrentes.

depresion

Depresion

Cuando hablamos de ciclos económicos, el autor por excelencia es el economista austriaco, Joseph Alois Schumpeter, este en su libro ‘Teoría del crecimiento económico’ propugna la concepción de una economía de carácter irregular y cíclico movida por el entrepreneurship (espíritu emprendedor) que motiva a los actores económicos a la búsqueda de la innovación constante para el desarrollo de nuevos mercados. El devenir de las decisiones asumidas por los emprendedores, buenas o malas es el origen de la mencionada irregularidad de la marcha económica.

El principal concepto de Schumpeter, es el de “destrucción creativa” el mercado al innovar también tiene que destruir los ordenes anteriores, los productos, las formas de gestión, los empresarios  son puestos a prueba de manera constante, al ingresar unos nuevos y afianzar sus éxitos los que no pueden mantener los márgenes de la competencia son definitivamente eliminados.

¿Qué es un ciclo económico? Retomando una vieja definición que solía leer en los libros de texto, un ciclo económico es una oscilación de la producción, la renta y el empleo de todo un país que puede durar entre 2 y 10 años y que se caracteriza por una expansión o contracción general de muchos sectores de la economía (Economía, Paul Samuelson y William D. Nordhaus, XIV edición).

Retomando a Joseph Schumpeter, para él como para Hamsen, el motor de los ciclos económicos es la innovación, al agruparse el surgimiento de una seria de innovaciones, entonces el mercado tendría que reestructurarse y eliminar a los competidores ineficientes o estancados en el tiempo.

Si lo vemos bien el día de hoy asistimos a un espectáculo de este tipo, cobran cada vez mayor relevancia y las tecnologías de la información apuntalan hacia la reestructuración de los mercados, lo lógico dentro de este esquema teórico era esperar una crisis y la crisis se hizo. Otro punto a favor es lo que está pasando con la industria automotriz americana, adormecida en sus laureles se dejo arrebatar los mercados de consumo masivo por su similar japonesa y no puede competir con otras industrias en el segmento precios, se centro demasiado en los autos pesados y grandes y tampoco supo darle competitividad en su estructura de costos. El resultado lo vemos ahora que atraviesa su trance mortuorio.

Hemos dicho que el sistema aprende y por ende podemos deducir que cada crisis es distinta de la anterior, pero a la vez siempre tendremos uno que otro error recurrente, para explicar ello tenemos el anclaje teórico de Ludwing Von Mises, explicado en sus libros Teoría del Dinero y el Crédito o Acción Humana, donde explica como la disminución artificial de las tasas de interés por parte de los estados durante las épocas de bonanza finalmente induce a los inversionistas a la toma masiva de malas decisiones económicas que finalmente arrastran a la crisis a la totalidad del sistema ¿Alguien dijo subprime? ¿Madoff donde estas? Por supuesto recordando a Carlitos Marx, todo esto pasara… eso es cierto, pero todavía no.

Imagenes: www.viajar24horas.com, Jeff Belmonte

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...