Los beneficios de cursar un máster

No debería sorprendernos que cursar un posgrado o máster reporte beneficios profesionales al alumno. Por ello invierte dinero, en ocasiones muchísimo, en ampliar su formación. Pero la situación actual llama el escepticismo y exponer la recompensa en cifras es un ejercicio que no está de más. Así lo ha hecho el diario Expansión haciéndose eco del informe La empleabilidad de la población cualificada de la escuela de negocios EAE Business School. A continuación os despejamos vuestras dudas seleccionando algunas de las ventajas de cursar estos estudios superiores.

Un máster permite ascender profesionalmente con mejores sueldos

– La tasa de paro entre quienes ostentan formación de posgrado se situaba en el 4% en 2009 y en el 6% en 2010. Este porcentaje está tres veces por debajo del total de la población activa y es incluso inferior al de los universitarios, con un 10% de desempleados el pasado año. Además, solo el 43% de los que están actualmente en paro lleva en esta situación más de seis meses, mientras que entre universitarios la proporción asciende al 55% y al 63% enter el total de la población activa.

– Los vientos también son favorables al colectivo en términos de calidad. Mientras que el 21% de los graduados universitarios sufre el fenómeno de la sobre cualificación, en el caso de los titulados con posgrado el porcentaje desciende al 5%. También presentan mejores resultados en la proporción de ocupación temporal y en la situación de subempleo, que afecta a quienes trabajan menos horas de las que estarían dispuestos.

– Según un informe de ICSA Recursos Humanos del que también se hace eco el citado diario, los estudios de posgrado posibilitan aumentar el sueldo en mayor medida a lo largo de la trayectoria profesional, con lo que la brecha entre profesionales es cada vez mayor a medida que se acumulan años de trabajo. De este modo, lo casi imperceptible a los 25 años se convierte en abismo alcanzados, por ejemplo, los más de 50 años. Un ejecutivo de esta edad con máster duplica la retribución de una persona de la misma edad y con estudios de FP. Su sueldo alcanzaría los 85.000 euros anuales mientras que el del titulado en FP sería de unos 31.000 euros de media. Esto alimenta la hipótesis de que cursar un master es casi obligado en una carrera directiva y explica que muchos profesionales, ya de pleno en su vida laboral, hayan optado por esta vida.

– Según otro informe, en este caso de Adecco, los titulados universitarios con máster reciben un 5% más de ofertas de trabajo que sus compañeros.

Todas ellas son razones suficientes, aunque lógicas, para lanzarse al reto de un máster. Sin olvidar, eso sí, que sus beneficios no van en detrimento de optar por otras vías. Al fin y al cabo, lo más importante siempre es hacer lo que uno quiere y disfrutar de la formación y del posterior desarrollo profesional. De otro modo seríamos desgraciados con una nómina descomunal, o ni tan solo llegaríamos a ese punto porque la frustración nos impediría ejercer bien nuestro trabajo.

Foto: Na BM&F, a necessidade de unir economia e sustentabilidade por msilvaonline en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...