Los analistas recomiendan esperar hasta junio para operar en la Bolsa

Los analistas recomiendan encarecidamente a los inversores durante estas últimas semanas que compren valores en el mercado financiero de Wall Street. Afirman que hay una posibilidad única que tardará mucho en darse de nuevo, de poder incluso elegir en qué empresas participar.

Wall StreetLos analistas recomiendan encarecidamente a los inversores durante estas últimas semanas que compren valores en el mercado financiero de Wall Street. Afirman que hay una posibilidad única que tardará mucho en darse de nuevo, de poder incluso elegir en qué empresas participar.

Las mayores empresas de corretaje de los Estados Unidos, han dado a conocer un nuevo sistema de operar en el mercado de Wall Street. Según afirman, el mejor momento para comprar vendrá a partir del mes de junio, ya que para entonces aproximadamente el 12% de los valores seguirán cayendo.

Las recomendaciones han sido presentadas y recibidas por algunos analistas como un esfuerzo por inyectar una buena cantidad de efectivo en un mercado repleto de escepticismo, en donde la volatilidad de los mercados es algo que lleva caracterizando en los últimos tiempos al mercado de valores mundial. Los profesionales y gestores de dinero están atentos día tras día para decidir si el reciente repunte de los mercados a nivel mundial – con el Standard & Poor`s 500, y el índice de Wall Street que ha subido un 10,6% en marzo – se desvanecerá o si es el inicio de una recuperación sostenida.

Los analistas siguen luchando pese a las adversidades para ganarse la confianza de los inversores y salvaguardar sus propios puestos de trabajo. Hace ahora seis años, los grandes bancos les pagaban una media de 1 millón de euros para conseguir lucrativas operaciones especulativas, pero a día de hoy todos se muestran completamente reacios a asesorar a cualquier cliente para realizar cualquier tipo de inversión, y se aferran a los valores que todavía no descienden, e incluso recomiendan comprar más de lo mismo.

Y es que a día de hoy incluso el Nasdaq ha estallado en la más profunda crisis financiera desde la depresión de 1.929, y sólamente alrededor del 5% de todas las recomendaciones de valores en torno a Wall Street asesoran a los inversores a vender. Los gestores aplauden los cambios que se intentan establecer en el mercado financiero, pero creeon poco probable que Wall Street elimine así la tendencia al pesimismo y que no se resolverán los conflictos inherentes en el negocio de banca de inversión.
Tradicionalmente los cambios han tardado varios años en aparecer en el mercado, ya que los inversores no son nunca partidarios de alteraciones bruscas en sus ahorros. Los cambios siempre suelen sucederse en función de las recomendaciones que la empresa más importante de turno establezca ante los medios de comunicación.

Los bancos analizan el rendimiento durante la última décdada y determinan, por ejemplo en estos momentos, que en el periodo comprendido entre 1997 y 2007, en promedio, el 37% de las reservas en el índice MSCI y el 40% de las reservas en el Standard and Poor`s 500 se han reducido sin parar año tras año. Los bancos cubren alrededor del 75% de las existencias en los índices.


En virtud de las nuevas tendencias de mercado, los analistas no pueden recomendar “comprar” cuando las puntuaciones de más del 70% de valores a los que abarcan, en el 30% de los casos se encuentran en un momento “neutral”, y en más del 20% en un momento de “indecisión”. Una calificación de indecisión sugiere que el analista cree que el balance de la empresa aumentará durante los próximos 12 meses a un ritmo mucho menor que el del resto de las empresas competidoras que le siguen.

Para algunos expertos de la industria financiera, puede ser demasiado tarde para que los departamentos de investigación de bancos como Merril Lynch recuperen la credibilidad y el prestigio perdido después de las pérdidas presentadas en los últimos ejercicios, que han demostrado sus desaciertos en las recomendaciones a los inversores. Los fondos de cobertura, que representan hasta el 75% de las negociaciones en algunos mercados, eran llevados por este tipo de empresas, y a menudo, hacían obtener el doble de beneficios a los analistas que operaban en ellos. A día de hoy, muchos bancos han recortado ya los presupuestos de investigación.

Todo esto se reume en que los inversores que en estos momentos han confiado en un fundo mutuo o fondo de cobertura, perderán liquidez en no mucho tiempo si la tendencia de mercado se mantiene.

Expertos como Scott Negro, que fue un alto ejecutivo de Merril en la década de 1970 y hoy día dirige su propia empresa de inversión en Boston, ya han advertido de que están viendo mucha menos investigación por parte de los bancos en el mercado, y que los analistas están haciendo menos viajes para visitar a clientes institucionales durante los últimos meses.

Nadie informe sobre lo que está sucediendo en las empresas financieras, y hay mucha menos difusión de la investigación, sin embargo, eso no significa que se realicen mayor número de demandas.

Las empresas financieras se defienden afirmando que no están teniendo problema alguno en reclutar a nuevos talentos, y que abarcan más valores a día de hoy que durante el auge de las tecnológicas. Gran parte de ese crecimiento ha sido impulsado por los mercados emergentes como Brasil, India y Rusia.

Algunos analistas dicen que el mercado no valora hoy la inversión en investigar sobre los valores tanto como antes hacía, porque los fondos de cobertura y otras inversiones están más centradas en los resultados a corto plazo de lo que antes solía ser, es decir, que existe un claro interés especulativo en los mercados, potenciado tanto por las empresas financieras como por los inversores privados.

La investigación tradicionalmente siempre fue una guía para la opinión predominante sobre una empresa o industria determinada. Hoy día, se toman las cotizaciones de Wall Street como un indicador que siempre hace lo contrario a lo que los analistas estén recomendando. En otras palabras, cuando los analistas dicen “compre”, a menudo ya es momento de vender.

De hecho las compañías financieras se felicitan hoy en día de que, durante los últimos años, siempre han seguido las tendencias contrarias a lo que los analistas han dicho, y les ha sido fructífero.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...