Los académicos rechazan el proyecto de Estatuto del Docente Universitario

Hace ya más de dos años que se discute el contenido del proyecto de Estatuto del Personal Docente e Investigador Universitario, es decir, una normativa de ámbito nacional que debería hacer más atractiva y clara la carrera de los docentes e investigadores universitarios y que, sin embargo, se ha convertido en los últimos meses en un foco de tensión dentro de los campus de educación superior pública. Hasta 2.652 firmas recogieron un amplio sector de docentes e investigadores que se han posicionado claramente en contra del borrador para pedir su retirada. Lo consideran dañino para la calidad de las universidades públicas ya que, según ellos, el texto «burocratiza» y sindicaliza los centros y además va en contra de los intereses de los jóvenes talentos.

La función de docente es sólo una de las cuatro que forman las tareas del profesor según el proyecto de Estatuto del Docente e Investigador Universitario

El núcleo debate se centra en torno a los criterios que se pretenden establecer como requisitos para ascender dentro de la carrera docente e investigadora de grado superior. Según el proyecto, ésta constará de tres grados que se irán escalando a base de méritos docentes, de investigación, innovación y transferencia. Pero otros criterios como la antigüedad, la formación continua o la gestión también pasaran a formar parte del juego. Y es en ciertos detalles, como el de la gestión, dónde se sitúan algunos puntos de conflicto.

Mientras que el secretario general de Universidades, Màrius Rubiralta, asegura haber llegado a un acuerdo firme tanto con los rectores como con los sindicatos y las comunidades autónomas, un grupo bastante amplio de académicos, en los que destacan nombres como Miguel Ángel Alario o Fernando Savater, encabezan una clara oposición al proyecto. Ninguno de ellos quiere aceptar que la gestión sea una forma de escalar en la carrera académica y critican un borrador que según ellos, supondrá una burocracia insoportable para la Universidad.

Además, el nuevo estatuto describe por primera vez las cuatro tareas del profesor: investigadora, docente, de innovación y dirección y gestión académica. Pero, ¿cúanto cuenta cada una de ellas para ascender? La discusión en torno a esta pregunta es donde se sitúa la controversia, aunque al Ministerio de Educación ya le queda muy poco tiempo para aprobar el proyecto en lo que le queda de legislatura y por lo que parece, están decididos a hacerlo como parte indispensable de la estrategia para modernizar el sistema universitario español.

Foto: Universidad de Navarra en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...